Carta al director: Discriminación y cultura de derechos humanos

Escrito el 14 noviembre 2014

Por Lorena Fries Monleón, Directora Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Señor director:

Lorena FriesLas conductas en el fútbol y en los estadios son reflejo de los sentidos culturales de nuestra sociedad. Hoy, en Chile, el racismo es parte de nuestra cultura. Por eso, si bien condeno lo vivido por Emilio Rentería, futbolista que recibió insultos racistas durante un partido de fútbol, no me sorprende.

Lamentablemente, actos como estos se repiten todos los días en las calles, en las escuelas, en los lugares de trabajo y en los medios de comunicación de nuestro país. Lo hemos constatado en nuestras observaciones y en las denuncias y consultas que recibimos diariamente: indígenas y migrantes, especialmente afrodescendientes, sufren discriminación cotidianamente. Es más que evidente que el principio de igualdad y no discriminación, base del catálogo de derechos humanos, no está interiorizado para todos los ciudadanos. Aquí tenemos una importante deuda: la educación en derechos humanos, y en esto el Estado es el principal responsable. Así lo han dicho también organismos internacionales de DD.HH., entre ellos, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de Naciones Unidas, en 2013.

En el contexto de la discusión de una reforma educacional, además de los avances que se puedan concretar para un mayor acceso y ejercicio del derecho a la educación, hemos planteado la necesidad de incluir un plan nacional de derechos humanos. Nosotros, que no lo tenemos, lo necesitamos con urgencia para contribuir a crear una cultura de respeto a los derechos de todos, sin distinciones de ningún tipo. Sólo con educación lograremos construir un Chile que respete la dignidad del ser humano y que valore la riqueza que nos entrega la diversidad.

Carta al director publicada en el diario La Tercera el viernes 14 de noviembre de 2014.

INDH en Youtube

“Imaginópolis, una ciudad a tu medida”, es el micrometraje ganador del Concurso Nacional Arte y Derechos Humanos 2016. A través del humor y la ironía, desarrolla una ácida crítica a la sociedad en que vivimos: apresurada, muchas veces intolerante, poco empática y que suele discriminar a las personas con discapacidad. Imaginópolis es una ciudad de ensueño, donde se respetan las diferencias y existe real goce y ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad. Un llamado a la reflexión.

Frases radiales INDH

Facebook

  • Galería