Carta al director: La necesidad de una discusión informada sobre aborto

Escrito el 7 enero 2015

Por Lorena Fries Monleón, Directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Señor director:

Minimizar la problemática del aborto en Chile no parece el camino correcto para enfrentar una discusión que debe ser amplia, plural y, sobre todo, de frente a la realidad que viven las mujeres en nuestro país. Es por eso que me permito complementar un artículo sobre el tema publicado el sábado en su diario.

En nuestro Informe Anual 2014 se aborda la situación del aborto consentido en Chile, cuyas cifras (alrededor de 18.000) sólo cubren las situaciones que constan en los registros de hospitales públicos. También se señala que, a pesar de la vigencia de la Ley de Derechos y Deberes del Paciente y del Instructivo de 2009 de Minsal sobre tratamiento humanizado y confidencial a las mujeres hospitalizadas por aborto, en la salud pública continúan las denuncias por parte del personal de salud contra ellas. Son mujeres la mayoría de los/as imputados/as por delitos de aborto. Según datos de la Fiscalía Nacional, entre 2010 y 2013, 126 de las 173 personas formalizadas por distintos tipos de aborto fueron mujeres.

Diversos organismos internacionales que supervisan pactos ratificados por Chile han recomendado revisar la legislación para evitar la criminalización de las mujeres y abrirse a legislar sobre situaciones que constituyen una violación a sus derechos humanos; esto es, en caso de riesgo de vida o salud de la mujer, en caso de inviabilidad del feto y en caso de violación. Al respecto, además, en 2013 el relator especial contra la tortura opinó que se vulnera la prohibición de tratos crueles, inhumanos o degradantes cuando funcionarios de salud infringen el secreto médico o denuncian a la mujer abortante a la justicia.

Hoy en Chile es necesario un debate amplio sobre el aborto, que requiere más y mejor información.

INDH en Youtube

“Imaginópolis, una ciudad a tu medida”, es el micrometraje ganador del Concurso Nacional Arte y Derechos Humanos 2016. A través del humor y la ironía, desarrolla una ácida crítica a la sociedad en que vivimos: apresurada, muchas veces intolerante, poco empática y que suele discriminar a las personas con discapacidad. Imaginópolis es una ciudad de ensueño, donde se respetan las diferencias y existe real goce y ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad. Un llamado a la reflexión.

Frases radiales INDH

Facebook

  • Galería