CIDH celebra el reasentamiento de seis detenidos de Guantánamo en Uruguay e insta a los Estados Miembros de la OEA a seguir el ejemplo

Escrito el 12 diciembre 2014

CIDHLa Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) celebra el reasentamiento en Uruguay de seis detenidos que se encontraban en la Base Naval de Estados Unidos en la Bahía de Guantánamo. Este importante gesto humanitario de Uruguay representa un gran avance hacia el reasentamiento de los detenidos y, por consiguiente, hacia el cierre de Guantánamo.

El 7 de diciembre de 2014, cuatro sirios, un tunecino y un palestino llegaron a Uruguay después de doce años de detención continua en Guantánamo. Fueron capturados en el contexto de la “guerra contra el terrorismo” en 2002 y nunca se formularon cargos en su contra ni fueron enjuiciados. En 2010, una junta interinstitucional especial de revisión, coordinada por el Secretario de Defensa de Estados Unidos, determinó por unanimidad que estos detenidos no representaban una amenaza importante para la seguridad de Estados Unidos y autorizó su traslado. Sin embargo, debido a la situación actual de seguridad en sus países de origen no podían ser repatriados, y una ley aprobada por el Congreso de Estados Unidos prohíbe el traslado de detenidos de Guantánamo a Estados Unidos. Por lo tanto, desde ese entonces los detenidos estaban esperando ser acogidos por un tercer país.

Siguiendo su larga tradición y compromiso con el asilo, el gobierno de Uruguay aceptó, como gesto humanitario, recibir a los ex detenidos. El presidente José Mujica, quien rechazó la propuesta de Estados Unidos de prohibir que los detenidos viajen fuera del país durante un período de dos años después de su liberación, declaró que los seis son “hombres libres”, plenamente bienvenidos en la sociedad uruguaya, y que sus familias también son bienvenidas. El Gobierno de Uruguay ayudará a los ex detenidos a buscar trabajo y vivienda y les proporcionará asistencia económica temporal. Según información pública, los ex detenidos han obtenido el estatuto de refugiado.

En una carta al pueblo de Uruguay, Abdelhadi Omar Faraj, uno de los ex detenidos sirios, explica la forma en que fue entregado a las fuerzas armadas estadounidenses a cambio del pago de una recompensa y enviado a Guantánamo como supuesto terrorista. Agradece al pueblo uruguayo la enorme confianza que depositó en él al abrirle las puertas del país. También agradece al presidente Mujica su “acto noble de solidaridad” y su “compromiso de tratar[los] como seres humanos”, agregando que los otros cinco y él brindarán “solo buena voluntad y contribuciones positivas a Uruguay mientras aprend[en] español y rehace[n] [sus] vidas [en Uruguay]”.

La CIDH ha seguido muy de cerca la situación de los derechos humanos de las personas detenidas en Guantánamo desde que se abrió el centro de detención el 11 de enero de 2002. “Dos meses después de la llegada de los primeros presos, la Comisión otorgó medidas cautelares en su favor y solicitó a Estados Unidos que tomara las medidas necesarias para que un tribunal competente determinara la situación jurídica de los detenidos. Ante el incumplimiento de Estados Unidos con las medidas cautelares, en 2006 la Comisión emitió la Resolución No 2/06 instando al Estado a cerrar el centro de detención. Dicho pedido fue reiterado en 2011 y 2013”, recuerda el Comisionado Felipe González, Relator para Estados Unidos. “El reasentamiento de seis detenidos en Uruguay, donde finalmente podrán rehacer sus vidas al cabo de doce años de detención ilegal, es no solo un gesto humanitario importante de Uruguay, sino que este tipo de solidaridad de terceros países constituye también un avance importante hacia el cierre definitivo de Guantánamo”, agregó.

La Comisión Interamericana felicita a Uruguay por su apertura y solidaridad y reitera su pedido de que Estados Unidos cierre de inmediato el centro de detención; traslade a los detenidos a sus países de origen o a terceros países en observancia del principio de non-refoulement; acelere la liberación de los detenidos cuya transferencia ha sido autorizada; y aloje a los detenidos sometidos a juicio en condiciones adecuadas respetando el derecho al debido proceso. Asimismo, la CIDH exhorta derogar la ley que prohíbe el traslado de detenidos de Guantánamo a los Estados Unidos.

Según información de dominio público, se ha autorizado el traslado de 67 de los 136 detenidos que se encuentran actualmente en Guantánamo. La Comisión Interamericana destaca que en el año 2014, 19 detenidos han sido repatriados o reasentados en terceros países en comparación con 15 transferidos en los tres años anteriores. Este avance, sin embargo, no es suficiente para lograr el cierre sin demora de la prisión. La CIDH celebra las alegadas conversaciones con países sudamericanos sobre la aceptación de detenidos de Guantánamo e insta a los Estados Miembros de la OEA a considerar la posibilidad de recibir a detenidos, a fin de lograr el objetivo de cerrar el centro de detención y reafirmar la larga tradición de asilo y protección de refugiados en la región.

INDH en Youtube

“Imaginópolis, una ciudad a tu medida”, es el micrometraje ganador del Concurso Nacional Arte y Derechos Humanos 2016. A través del humor y la ironía, desarrolla una ácida crítica a la sociedad en que vivimos: apresurada, muchas veces intolerante, poco empática y que suele discriminar a las personas con discapacidad. Imaginópolis es una ciudad de ensueño, donde se respetan las diferencias y existe real goce y ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad. Un llamado a la reflexión.

Frases radiales INDH

Facebook

  • Galería