CIDH presenta Informe Anual 2013 - INDH

CIDH presenta Informe Anual 2013

By Abril 24, 2014Noticias INDH

CIDH presenta Informe Anual 2013

Abril 24, 2014

CIDHLa Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presenta hoy su Informe Anual 2013. Los seis capítulos del Informe Anual tienen el objeto de ofrecer información accesible, completa y relevante a todos los usuarios del Sistema Interamericano de Derechos Humanos acerca de su trabajo y recursos, dentro del contexto del Plan Estratégico de la Comisión, a fin de promover el cumplimiento de sus decisiones, asegurar el acceso a las víctimas, administrar de manera eficiente el sistema de peticiones, mantenerse actualizada de la situación de derechos humanos en la región, responder a las necesidades de grupos históricamente marginados, promover los derechos humanos, incentivar la universalización, publicitar su trabajo y buscar recursos para cumplir con su mandato.

“El Informe Anual no sólo es un mecanismo para dar cuenta de lo que hacemos, sino que además es un informe sustantivo sobre la situación de los derechos humanos en las Américas y un importante mecanismo mediante el cual la Comisión identifica las mejores prácticas estatales y continúa el diálogo respectivo, además de analizar los desafíos regionales en las Américas,” dijo la Presidenta de la CIDH, Tracy Robinson, al presentar el Informe ante el Comité de Asuntos Jurídicos y Políticos del Consejo Permanente de la OEA.

El Informe Anual de 2013 es el primero que se prepara de acuerdo a los lineamientos del Reglamento modificado de la CIDH, cuyos cambios sustantivos entraron en vigencia el 1º de agosto de 2013. Dichas reformas tuvieron lugar en el contexto de un dialogo abierto y constructivo, y del proceso de fortalecimiento respecto del SIDH que tuvo lugar entre 2011 y 2013, liderado por el Consejo Permanente y la Comisión.

El informe consta de seis capítulos. El Capítulo I ofrece un panorama general de las actividades de la Comisión durante el año. El Capítulo II analiza el sistema de casos y peticiones y las medidas cautelares. En 2013, la Comisión recibió y registro más de 2.000 peticiones, la cifra más elevada en la última década. La Comisión sigue dedicando esfuerzos para acortar el periodo de evaluación inicial y priorizar la primera respuesta al peticionario, así como la notificación al Estado en cuestión. Del total de peticiones revisadas en 2013, el 83% no fue abierto a trámite, mientras que el 17% sí lo fue. A finales de 2013, la Comisión tenía aproximadamente 1.753 casos en las etapas de admisibilidad y fondo. Sumado a ello, durante 2013 la Comisión recibió 400 solicitudes de medidas cautelares, 26 de las cuales fueron otorgadas; por otra parte, la Comisión no otorgó 64 de ellas. La mayor parte de las demás solicitudes se hallan en la etapa de solicitar información y aguardar la respuesta, respectivamente, de los peticionarios o de los Estados.

El Capítulo III, cuyo contenido es nuevo, está dedicado a las actividades de los Relatores Temáticos, lo que otorga mayor visibilidad al continuo trabajo que realizan las y los siete miembros de la Comisión como Relatoras y Relatores. La Sección A del Capítulo IV, por primera vez, ofrece un panorama anual de la situación de los derechos humanos en el hemisferio; por otra parte, la Sección B incluye informes especiales sobre la situación de algunos Estados Miembros. La Sección B refleja la cuidadosa aplicación por parte de la CIDH de los criterios, métodos y procedimientos identificados en el Reglamento reformado. Se halla implícito en este capítulo un nuevo mecanismo que permite a la CIDH supervisar de manera más diligente la situación de un país incluido en el Capítulo IV.B y apoyar los esfuerzos estatales para atenderla mediante una visita de investigación in loco, seguida del respectivo informe. El Capítulo V se ha diseñado para efectuar el Seguimiento de las recomendaciones formuladas en informes sobre países adoptados con anterioridad, mientras que el Capítulo VI ofrece información sobre desarrollo institucional y la administración de la Comisión.

El Capítulo IV.A ofrece, como parte del mandato de monitoreo de la Comisión, un panorama de la situación de los derechos humanos en el hemisferio durante 2013. En este contexto, destaca cuatro asuntos de preocupación en el hemisferio en 2013: el derecho a la libertad personal de las personas privadas de libertad en Guantánamo, la situación de la libertad de expresión en Ecuador, el derecho a la nacionalidad y a la no discriminación en República Dominicana, y la independencia del Poder Judicial en la región. Asimismo, el Capítulo IV.A examina los avances y desafíos respecto de la ratificación universal de los tratados interamericanos y la incorporación de estándares interamericanos en el derecho interno, además de ofrecer una reseña de leyes para el cumplimiento de tratados internacionales de derechos humanos y la efectiva implementación de las respectivas decisiones y recomendaciones.

La Presidenta Robinson destacó que “la ratificación promueve la integración de los objetivos de la OEA y asegura que todas las personas en las Américas gocen de la máxima protección de sus derechos”.

El Capítulo IV.B incluye informes especiales que la Comisión considera necesarios respecto de la situación de los derechos humanos en los Estados Miembros y analiza la situación en Cuba, Honduras y Venezuela. Esta sección ha sido preparada de acuerdo con los criterios específicos y la metodología detallada en la reforma al Reglamento. Estos informes se basan en la mejor información disponible y aseguran que el Estado ha tenido la oportunidad de responder al análisis detallado y de proporcionar información adicional.

Respecto de Cuba, la Comisión llama la atención sobre las restricciones a los derechos políticos y de asociación, libertad de expresión, circulación libre de ideas, falta de elecciones, falta de independencia del Poder Judicial, así como restricciones a la libertad de movimiento, que durante décadas han generado una situación permanente y sistémica de violación de los derechos humanos de los y las habitantes de Cuba. La información disponible indica que en el curso del año 2013 la situación general de los derechos humanos no ha cambiado y que la severa represión y restricción hacia las y los defensores de derechos humanos persisten. En este informe, la Comisión reitera su preocupación sobre el impacto del embargo económico y comercial impuesto por Estados Unidos contra Cuba en los derechos humanos de los y las habitantes de Cuba, aunque destaca que esto no exime al Estado de sus obligaciones internacionales establecidas en la Declaración Americana.

En relación con Honduras, la Comisión recibió información durante el año 2013 que apunta a la persistencia de situaciones estructurales que afectan seriamente el uso y goce de los derechos fundamentales. Si bien reconoce los esfuerzos por parte del Estado para abordar temas específicos, la Comisión expresa su especial preocupación sobre la situación de seguridad ciudadana, independencia del Poder Judicial y otras ramas del gobierno, debilidades en la administración de justicia que se reflejan en altos niveles de violencia e impunidad, y la discriminación y marginalización de segmentos de la sociedad. Según la Comisión, con posterioridad al golpe de estado de 2009, las instituciones democráticas continúan siendo frágiles. La Comisión está comprometida en apoyar al Estado en el fortalecimiento de la protección de los derechos humanos.

En relación con Venezuela, la Comisión reconoce los esfuerzos emprendidos por el Estado para reducir la desigualdad social. Este informe especial destaca una preocupación persistente sobre un pilar de la democracia – la independencia del poder judicial. Este informe también identifica preocupaciones sobre la integridad del sistema de justicia penal, obstáculos que los defensores de derechos humanos enfrentan para llevar a cabo su labor, y limitaciones a la libertad de expresión. La Comisión lamenta de forma profunda la denuncia de la Convención Americana de Derechos Humanos, que entró en vigor en 2013. Pese a que la CIDH reconoce como positiva la participación del Estado en las audiencias en cada periodo de sesiones, en el contexto de la jurisdicción de la Comisión establecida por la Carta de la OEA y la Declaración Americana, la CIDH exhorta a Venezuela a revisar su decisión, que elimina para las personas de dicho país la posibilidad de un mecanismo de defensa para proteger sus derechos humanos, y limita los recursos disponibles para estos efectos.

El Capítulo IV destaca los desafíos graves que la Comisión enfrenta en términos de recursos humanos y financieros. La Comisión agradeció la decisión de la OEA de incrementar de forma modesta su asignación de los fondos generales. Ello constituye una demostración de apoyo a la defensa y promoción de los derechos humanos, ya que el presupuesto general de la organización absorbió una reducción durante el año pasado.

“La Carta de la OEA describe la misión histórica de las Américas como la de ofrecer a todos los seres humanos una tierra de libertad y un ambiente favorable para desarrollar su personalidad y realizar sus aspiraciones justas. Al proteger y promover los derechos humanos, la Comisión Interamericana ha acompañado a los Estados Miembros en esta misión regional por aproximadamente la mitad de un siglo”, dijo la Presidenta Robinson ante el Comité de Asuntos Jurídicos y Políticos.

“En el Informe Anual de 2013, los Estados deben notar la atención que la Comisión ha prestado a las recomendaciones adoptadas por los Estados sobre el sistema interamericano de derechos humanos. Deben también reconocer el llamado de la Comisión a los Estados a construir y fortalecer el sistema mediante su cumplimiento con las recomendaciones y decisiones de sus órganos, la ratificación de los instrumentos interamericanos de derechos humanos, y el ofrecerle más para desempeñar su trabajo,” ella agregó.