Colegio Médico dice que mujer mapuche que tuvo parto engrillada fue víctima de tortura

Escrito el 21 octubre 2016
161020_lorenza_cayuhan

Fotografía gentileza del Colegio Médico de Chile.

Lorenza Cayuhan Llebul, la comunera mapuche que dio a luz engrillada el pasado viernes a su hija, fue objeto de hechos “consistentes con la definición sobre tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes de las Naciones Unidas”, consignó un informe elaborado por el Colegio Médico.

Hasta la clínica donde se encuentra la mujer de 30 años de edad, llegó el doctor Enrique Morales Castillo, del Departamento de Derechos Humanos del Colegio Médico, junto a la administradora pública Rosa Villa Fernández y la Jefa Regional del INDH de Concepción, Carolina Chang, para entrevistar a Lorenza Cayuhan, recoger los antecedentes del caso y elaborar un informe con recomendaciones a las autoridades. Los profesionales entrevistaron a la mujer mapuche, detenida desde septiembre pasado, de acuerdo a las normas que establece el llamado Protocolo de Estambul, que fija los procedimientos y estándares internacionales para la recopilación de datos sobre tortura y otros tratos degradantes.

El relato en primera persona de Lorenza Cayuhan fue varias veces interrumpido por la situación de fragilidad emocional que vive, por la amenaza –ahora disipada- de ser separada de su hija, y por los efectos del trato vejatorio que vivió durante todo el proceso del parto por parte del personal de Gendarmería que la custodiaba. Una resolución de la Corte de Apelaciones de Concepción, le permitirá a la mujer permanecer junto a su hija recién nacida en la Clínica Sanatorio Alemán.

Según dijo, desde el momento mismo en que fue sacada de la cárcel de Arauco, donde cumple condena, para ser llevada al hospital estuvo engrillada a los pies o atada a las camillas en que era trasladada, pese a su avanzado estado de gravidez. Los gendarmes observaron cómo era desnudada para los exámenes médicos, incluso uno de sus custodios ingresó al pabellón donde se hizo la cesárea. “Ahí estaba, todo el rato mirando”, dice la mujer.

El informe del Colegio médico recomienda que los hechos que vivió Lorenza Cayuhan deben ser investigados y aclarados por todos los organismos involucrados, a nivel judicial, ético y de derechos humanos. Añade que de acuerdo con los tratados internacionales que protegen a los pueblos originarios, las trasgresiones que vivió la mujer mapuche, su hija recién nacida y su familia, “constituyen una denigración intolerable”, así como su Comunidad Mahuidanche y todo el Pueblo Mapuche.

El Colegio Médico también recomienda que la familia y la propia Lorenza Cayuhan reciban apoyo sicológico ante los impactos de los tratos crueles que recibieron. “Fue terrible todo lo que pasó, ojala no vuelva a pasar con otras mujeres, de ningún tipo, mapuche o no. Si yo fuera otro tipo de persona delincuente o no, creo que todos tenemos derecho a la dignidad, sobre todo en un momento tan importante como traer vida. Yo quisiera estar con mis hijos, criarlos juntos. Tengo una pena profunda” dice la mujer en su declaración.

En cuanto a las diligencias que siguen, el INDH solicitará a tribunales que el Hospital Regional de Concepción entregue la ficha clínica que dé cuenta de la gestión del hospital en relación a Lorenza Cayuhan..

Según Carolina Chang,  jefa regional del INDH -quien personalmente alegará el caso- “la situación es sumamente grave pues atenta contra su dignidad, contra sus derechos reproductivos al haber sido víctima de violencia obstétrica y contra su integridad, al haber sido objeto de torturas, ya que el uso de grilletes es una medida excepcional no aplicable a mujeres embarazadas”.

Chang afirma que en este caso se habría vulnerado el Convenio 169 de la OIT –ratificado por Chile- que establece “que la familia y la comunidad a la que pertenece Cayuhan debió haber sido informada sobre su estado de salud y haber sido partícipe de su parto en coherencia con la cosmovisión mapuche”.

INDH en Youtube

“Imaginópolis, una ciudad a tu medida”, es el micrometraje ganador del Concurso Nacional Arte y Derechos Humanos 2016. A través del humor y la ironía, desarrolla una ácida crítica a la sociedad en que vivimos: apresurada, muchas veces intolerante, poco empática y que suele discriminar a las personas con discapacidad. Imaginópolis es una ciudad de ensueño, donde se respetan las diferencias y existe real goce y ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad. Un llamado a la reflexión.

Frases radiales INDH

Facebook

  • Galería