Columna de opinión: Chile ante Naciones Unidas, compromisos en derechos humanos - INDH

Columna de opinión: Chile ante Naciones Unidas, compromisos en derechos humanos

By Enero 30, 2014Noticias INDH, Opinión

Columna de opinión: Chile ante Naciones Unidas, compromisos en derechos humanos

Enero 30, 2014

Foto jefaLorena Fries Monleón, Directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Este 28 de enero Chile debió cumplir con la rendición del segundo Examen Periódico Universal (EPU) ante el Consejo de DD.HH. de la ONU. La instancia tiene por objeto que los Estados miembros den cuenta de los avances realizados respecto de los compromisos adquiridos en materia de derechos humanos, que en el caso de nuestro país surgen a partir de las recomendaciones efectuadas en el EPU de 2009.El Examen se basa en el informe nacional elaborado por el Estado examinado; el informe paralelo del Instituto Nacional de Derechos Humanos -organismo autónomo y ente observador del comportamiento estatal en la materia; textos alternativos desarrollados por organizaciones de la sociedad civil; y, finalmente, una compilación de información del Estado en cuestión, realizada por la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los DD.HH.

En 2009, el Consejo de Derechos Humanos entregó 77 observaciones de las que Chile aceptó 71, con lo que se comprometió a adoptar medidas para dar cumplimiento a las responsabilidades asumidas. En este examen EPU 2014, Chile dio cuenta de sus avances, no obstante, debió también hacer frente a cuestionamientos, a los que dio respuesta comprometiéndose a implementar el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura y a revisar la Ley Antiterrorista.

Entre los temas que más preocupación generaron en los Estados revisores y que por ende más recomendaciones suscitaron, se encuentra la necesidad de que Chile ratifique el Protocolo CEDAW para combatir la discriminación y violencia contra las mujeres, y la necesidad de revisar la legislación sobre aborto. Otro de los temas que despertó gran preocupación es el respeto de los derechos de los pueblos indígenas y la implementación del Convenio 169 de la OIT. Provocó también inquietud en los Estados, la inexistencia de un Plan Nacional de Derechos Humanos.

Ante el escenario que abre este nuevo EPU, es urgente -como ha señalado permanentemente el INDH- que el Estado aborde adecuada e integralmente las anteriores recomendaciones, así como también la necesaria reforma de la justicia militar, asegurando un debido proceso y ajustando sus competencias para que civiles no estén sujetos a su jurisdicción; la derogación de la Ley de Amnistía. Además, deben concretarse medidas que enriquezcan la actual ley antidiscriminación y avanzar en la erradicación de las vulneraciones de derechos que enfrentan niños, niñas y adolescentes, personas migrantes, y quienes se encuentran privados/as de libertad.

Hoy, la natural obligación del Estado de Chile de cumplir con sus compromisos internacionales se ve acrecentada por el hecho de ocupar un lugar de relevancia al interior de la ONU como miembro no permanente del Consejo de Seguridad e integrante del Consejo de Derechos Humanos. Así, cuando el Museo de la Memoria, el Instituto Nacional de Derechos Humanos, y la Ley Antidiscriminación constituyen una realidad, resulta perentorio que se concrete el cumplimiento de otros compromisos que nos vayan poniendo al día en este examen que la comunidad internacional realiza a sus miembros y que constituye un verdadero indicador de avances y retrocesos en el progreso de la humanidad.