Columna de opinión: Chile y la libertad de expresión como derecho humano

Escrito el 3 mayo 2013
Lorena Fries, Directora del INDH.

Lorena Fries, Directora del INDH.

Por Lorena Fries Monleón, Directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Una democracia requiere una ciudadanía informada, participativa, que pueda fiscalizar diariamente a las autoridades públicas y, en ese sentido, los medios de comunicación constituyen una fuente de información esencial. Asimismo, los medios de comunicación tienen la posibilidad de denunciar prácticas, políticas o normas que constituyan una violación a los derechos fundamentales de las personas. De esta forma, el valor de los medios de comunicación se vislumbra desde dos perspectivas: la primera como factores fundamentales para el acceso a la información de la ciudadanía, y la segunda, como entes que actúan como controladores del poder.

En el Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se conmemora los 3 de mayo de cada año, resulta necesario reconocer el papel fundamental que juegan los medios de comunicación en la construcción y profundización de la democracia, más aún si estos entregan una visión pluralista de las realidades que vive un país. Resulta necesario también agradecer la labor que realizan a diario miles de profesionales de la comunicación de Chile y el mundo, en la garantización de un derecho humano fundamental como es la libertad de expresión, derecho consignado tanto en la Convención Americana de Derechos Humanos (Artículo 13), como en la Declaración Universal de Derechos Humanos (artículo 19).

No obstante lo anterior, el estado actual de Chile en materia de libertad de expresión, dista bastante de encontrarse en una situación favorable. En 2012, según el ranking de libertad de expresión de Reporteros Sin Fronteras (RSF), Chile bajó en el último año del puesto 33 al 80, lo que se debería, entre otros factores, a la concentración de los medios de comunicación y a la discriminación a las radios comunitarias en relación con las radios comerciales. Dicho informe plantea que “la prensa chilena padece una dramática concentración de los medios de comunicación, que se encuentran en manos de dos grandes grupos de comunicación: Copesa (que edita el diario La Tercera) y El Mercurio”, agregando en cuanto a la comunicación comunitaria que “disponen de poco margen de acción en un espacio radiofónico que pertenece en más de 60% al grupo español Prisa”.

En base a la encuesta de RSF, dilucidamos que en Chile existe una profunda concentración de medios de comunicación, que no sólo atañe a publicaciones de tipo impreso, sino que se amplía a medios radiofónicos, lo que resulta grave pensando en que los medios de comunicación construyen realidades y desde esa construcción determinan qué hechos son los relevantes de dar a conocer y desde qué perspectiva hacerlo, de esta manera se limita el acceso de la ciudadanía a conocer la amplitud de visiones que existen en Chile.

Si bien en las últimas décadas se han creado medios digitales, favoreciendo la pluralidad informativa, el acceso a internet aún no es universal. De hecho, según la encuesta CASEN 2011, en un 51,8% de los hogares no hay computador y en los que sí cuentan con uno, el 49,8% no tiene internet por ser demasiado caro, un 9,1% no tiene porque nadie sabe usarlo y un 2,1% porque no existe servicio donde vive.

En vista de un mejor acceso a la información y ejercicio de la libertad de expresión en nuestro país, resulta fundamental que los órganos del Estado desarrollen políticas públicas destinadas a ampliar la diversidad de medios de comunicación y de este modo garantizar el principio del pluralismo informativo en una sociedad democrática, en particular respecto de aquellos sectores que presentan barreras para acceder a los mismos.

En relación a limitación en el margen de acción de las radios comunitarias, es recomendable que el Poder Ejecutivo realice el traslado de radios comunitarias a su espectro reservado en frecuencia modulada, asegurando que tales medios comunitarios no se vean ilegítimamente coartados en su derecho a expresión.

Finalmente, cabe señalar que el Estado debe promover y fiscalizar el ejercicio de la libertad de expresión en los medios de comunicación, evitando así que estos creen estereotipos sobre grupos vulnerados en la información que entregan a la ciudadanía.

INDH en Youtube

Visión del alma, micrometraje que obtuvo el tercer lugar del Concurso Nacional Arte y Derechos Humanos 2016. Este audiovisual nos invita a ponernos en el lugar de un joven ciego. Un recorrido por sus actividades cotidianas, sus cuestionamientos, intereses y emociones. Deja entrever la importancia que tiene situarse en el lugar del otro/a, no para victimizarle o compadecerle, sino para concebirlo/a como un legítimo sujeto de derechos.

Frases radiales INDH

Facebook

  • Galería