Columna de opinión: Formación de Gendarmería

Escrito el 12 marzo 2015

Por Lorena Fries, Directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos.          

Foto Lorena FriesEn el último año hemos conocido graves casos de tortura al interior de centros de detención que el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) ha denunciado, y por los que se ha querellado oportunamente. La tortura es una de las violaciones a los derechos humanos (DD.HH.) que más intensamente afecta la dignidad humana; un crimen cruel que en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos está absolutamente prohibido, con el total consenso de que nada justifica la tortura y de que los estados tienen la obligación de investigar, sancionar y reparar dichos actos.

Enfrentada a las obligaciones internacionales del Estado de Chile, Gendarmería ha debido investigar y sancionar a funcionarios de esa institución. Pero junto con esto, debe avanzar en la prevención de la tortura a través de la formación de sus funcionarios. Hay pasos que la Escuela de Gendarmería ya ha dado en este sentido, con el apoyo del INDH y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los DD.HH. La implementación de un diplomado en derechos humanos dictado por la UDP y la realización de talleres regionales para la formación de monitores en estas materias, son ejemplos de ello.

Sin embargo, estas medidas no impactarán en la cultura y en la gestión institucional si no se dan pasos más decididos en la profesionalización efectiva de los funcionarios. De hecho, la Escuela de Gendarmería es la única institución de educación de uniformados que no cuenta con el reconocimiento oficial del Estado.

El lunes 2 de marzo una nueva generación de jóvenes inició su proceso de formación para desempeñar la tarea que cumple Gendarmería. A pesar de las dificultades estructurales, este grupo ingresa a la Escuela de Gendarmería en un contexto de revisión de sus mallas curriculares para lograr su reconocimiento oficial como Escuela Matriz por parte del Ministerio de Educación, en cumplimiento de su responsabilidad de formar funcionarios/as garantes de los derechos humanos de las personas privadas de libertad y promotores de su reinserción social.

Gendarmería ha solicitado el apoyo del INDH para avanzar en una mayor incorporación de contenidos de derechos humanos en la formación. Lo anterior resulta clave, ya que a la hora de avanzar en la prevención e identificación de los casos de tortura, la educación en derechos humanos es un componente esencial.

El camino que queda para lograr la profesionalización de esta formación implica desafíos urgentes, como su reconocimiento oficial y la extensión del proceso formativo de modo equivalente a títulos técnicos y profesionales. También se hace urgente avanzar en la creación de una academia superior con la que Gendarmería pueda responder a la necesidad de formación especializada y continua.

Estos desafíos requieren del apoyo decidido del gobierno, a través de los Ministerios de Educación y Justicia, y del Congreso, para que Gendarmería contribuya a la prevención y erradicación de la tortura en Chile. Con el compromiso de todos los órganos del Estado y de la sociedad civil podemos lograr que imágenes como las que vimos en la cárcel de Rancagua o en la de Puente Alto -en la que las torturas provocaron la muerte de un interno en 2012- no se repitan nunca más en nuestro país.

 

INDH en Youtube

“Imaginópolis, una ciudad a tu medida”, es el micrometraje ganador del Concurso Nacional Arte y Derechos Humanos 2016. A través del humor y la ironía, desarrolla una ácida crítica a la sociedad en que vivimos: apresurada, muchas veces intolerante, poco empática y que suele discriminar a las personas con discapacidad. Imaginópolis es una ciudad de ensueño, donde se respetan las diferencias y existe real goce y ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad. Un llamado a la reflexión.

Frases radiales INDH

Facebook

  • Galería