Columna de opinión: ¿Guerra en Arauco?

Escrito el 31 diciembre 2012

Por Lorena Fries Monleón, Directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos.

En las últimas semanas, diversas autoridades, especialmente el ministro del Interior, han optado por comunicar visiones y enfoques exclusivamente orientados a los aspectos policiales y represivos.

Cualquier análisis que se haga sobre la situación en la zona mapuche debiera llegar necesariamente a la conclusión de que se trata de un problema altamente complejo. El sentido común, sumado a la evidencia de que se trata de un conflicto con siglos de historia y sin soluciones satisfactorias hasta el presente, obliga a sostener miradas desprejuiciadas e integradas por los diversos aspectos que lo caracterizan. Esa condición, obvia en cualquier observador riguroso, debiera ser ineludible para los personeros y las instancias que deben tomar decisiones en la materia. Desgraciadamente, en las últimas semanas, diversas autoridades, especialmente el ministro del Interior, han optado por comunicar visiones y enfoques exclusivamente orientados a los aspectos policiales y represivos involucrados en el problema, elevándolos a niveles de belicosidad en los que el término “enemigo” comienza a hacerse cada vez más frecuente.

Sostener un punto de vista unilateral, junto con contribuir a polarizar la situación, no permite dar cuenta de otros hechos que también hacen parte del conflicto. Poco o nada se ha dicho de los problemas derivados del creciente accionar policial en la zona. Por una parte, ha sido evidente la falta de eficacia y resultados en la identificación y aprehensión de quienes están detrás de atentados incendiarios y otros delitos que afectan a pequeños y grandes agricultores, siendo recurrente la exculpación de dirigentes mapuches en su momento presentados como responsables de hechos en los que, finalmente, los tribunales determinaron su absoluta inocencia. Por otra parte, los permanentes operativos policiales hacia las comunidades, efectuados con inusitada violencia y sin ninguna consideración por quienes en ellas habitan, han motivado el explícito reproche de los tribunales superiores de justicia, los que han acogido, a la fecha, al menos cinco recursos de amparo interpuestos por el INDH y la Defensoría Penal Pública de la Novena Región. Dichas resoluciones han ordenado persistentemente a Carabineros hacer uso de sus atribuciones con estricto apego a la legalidad y respeto a los derechos humanos de los afectados. Así, la interpelación sobre la necesidad de que en la zona haya plena vigencia del Estado de derecho debe entenderse no sólo respecto a los agricultores que son víctimas de hechos de violencia absolutamente condenables, sino también a los integrantes del pueblo mapuche que sufren la violencia y el acoso policial como parte de su vida cotidiana.

La solución al conflicto entre el Estado de Chile y el pueblo mapuche es de largo aliento, y requiere de enormes esfuerzos que sustenten una política de diálogo amplio e inclusivo que dé lugar a propuestas probablemente más audaces y creativas que las que se han impulsado hasta hoy. En ese camino, el rol de los gobiernos, del actual y de los que vengan, es esencial y debe estar marcado no por la belicosidad y la mirada de corto plazo, sino por la serenidad y la comprensión del complejo desafío que constituye el reconocimiento efectivo a un pueblo, a su identidad y a sus derechos.

INDH en Youtube

Conoce más detalles sobre la misión de observación que actualmente el INDH se encuentra realizando en centros el SENAME, para recoger información sobre el ejercicio y respeto de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, conocer sus condiciones de vida, y para establecer un sistema de alerta temprana para prevenir violaciones de derechos.

Frases radiales INDH

Facebook

  • Galería