Corte Suprema declaró incompetencia de justicia militar en caso de carabinero torturado

Escrito el 2 septiembre 2014

carros policialesLa Corte suprema declaró hoy la incompetencia de la justicia militar en el caso del carabinero Marcos Antilef Quintulaf, quien en 2012 fue víctima de actos de tortura perpetrados por sus propios compañeros de labores, en la 1ª Comisaría de Linares, dejándolo tetrapléjico. En este caso, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) presentó una querella por tortura de manera de establecer judicialmente las responsabilidades y penas por la comisión de este grave delito.

El fallo del máximo tribunal es coherente con lo planteado por el Tribunal Constitucional, el cual ya había acogido el recurso de inaplicabilidad presentado por el INDH.

De este modo, la Corte Suprema sostiene en su fallo que “no puede considerarse que la sola circunstancia de encontrarse carabineros en servicio activo o en un recinto policial, permita asumir que los delitos que cometan en esas circunstancias se efectuaron con ocasión del servicio militar, ya que ello implica trasladar impropiamente a la judicatura especial un hecho común apartado totalmente de las funciones propias de un carabinero, y que, por ello, son de conocimiento de la justicia ordinaria”.

La Corte señala también que no existe justificación constitucionalmente admisible para que a una persona, civil o militar, se le impida ejercer derechos como víctima de un delito común y se le prive de un proceso racional y justo, por lo que los derechos de la víctima encontrarán un mayor reconocimiento mientras el proceso se conduzca a través de la justicia ordinaria, lo que también ocurrirá con los imputados.

Sobre la resolución de la Corte Suprema, la Directora del INDH, Lorena Fries, sostuvo que “es sumamente relevante, pues se trata de aplicar los estándares internacionales de derechos humanos por la justicia constitucional y, más todavía, en un tema respecto al cual nuestro país ha recibido múltiples recomendaciones de los órganos del sistema de Naciones Unidas y una condena por la Corte Interamericana en el caso Palamara”.

“Como se ha señalado en el Derecho Internacional de Derechos Humanos, la jurisdicción militar, en caso de mantenerse en tiempo de paz, sólo debe aplicarse para delitos que protegen bienes jurídicos militares”, añadió Lorena Fries.

Sobre los hechos del caso

Según relata la querella presentada por el INDH ante la justicia, Marcos Antilef Quintulaf se dirigía de vuelta al retén (donde además vivía) luego de acudir a una fiesta familiar, en la que consumió alcohol, lo que produjo que protagonizará un accidente de tránsito. Al llegar Carabineros de Chile al lugar del accidente, se comunicó con el Fiscal de turno quien ordenó la libertad del imputado, a la espera de una citación del tribunal.

Posteriormente, los carabineros que atendieron el caso trasladaron a Antilef hasta los lugares de pernocta para funcionarios/as dispuestos en la comisaría. Ante la dificultad de ingresarlo a la habitación, producto de su peso y estado etílico, el funcionario que lo sostenía cayó, lo que “provocó su ira descontrolada, propinándole a la víctima –que se encontraba en el piso- alrededor de 6 golpes de pie, con gran violencia y directamente en la espalda, sin ninguna posibilidad de reaccionar o resguardar su integridad física de la brutal golpiza. Producto de dicha agresión, Antilef sintió un fuerte dolor y calambre en todo su cuerpo, perdiendo casi inmediatamente la sensibilidad del mismo”, consigna la querella.

Actualmente los carabineros que protagonizaron estos lamentables sucesos se encuentran en servicio activo.
Este fallo de la Corte Suprema se encuentra en la línea de varias resoluciones dictadas en 2014 por el máximo tribunal en los que se declara la incompetencia de la justicia militar, accediendo a que tribunales ordinarios revisen casos en que uniformados se encuentran implicados.

INDH en Youtube

“Imaginópolis, una ciudad a tu medida”, es el micrometraje ganador del Concurso Nacional Arte y Derechos Humanos 2016. A través del humor y la ironía, desarrolla una ácida crítica a la sociedad en que vivimos: apresurada, muchas veces intolerante, poco empática y que suele discriminar a las personas con discapacidad. Imaginópolis es una ciudad de ensueño, donde se respetan las diferencias y existe real goce y ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad. Un llamado a la reflexión.

Frases radiales INDH

Facebook

  • Galería