Declaración Pública CINPRODH sobre últimos hechos de violencia en La Araucanía - INDH

Declaración Pública CINPRODH sobre últimos hechos de violencia en La Araucanía

Declaración Pública CINPRODH sobre últimos hechos de violencia en La Araucanía

Junio 18, 2012

Hace pocos días. Por las implicancias y gravedad que su afirmación tiene, el Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanaos de Temuco, CINPRODH, estima necesario referirse a ella, para fijar su posición.

1.- No sólo no coincidimos sino que discrepamos tajantemente con lo afirmado por el Fiscal Ljubetic y las rechazamos de modo inequívoco. Discrepamos porque creemos que lo que ocurre en esa zona de la Araucanía, en ningún caso reúne los requisitos o condiciones para sostener, seria y responsablemente, que existe allí una “guerrilla rural”. Debería entender y tener muy claro el señor Fiscal que, frente a una materia tan compleja y delicada, sobre todo personeros públicos que tienen responsabilidades y exigencias superiores frente a la sociedad, tienen la obligación, en sus dichos y sus actos, de demostrar el máximo de ponderación, de equilibrio, de sensatez y de responsabilidad. Dejarse llevar, como parece que el señor Ljubetic lo hizo, por la pasión, por arrebato y por declaraciones efectistas, es grave y peligroso.

En este contexto es útil hoy retrotraerse en el tiempo y recordar que no hace mucho como para que se haya olvidado, un episodio que parece vinculante con lo que el Fiscal Regional sostiene, por la similar matriz que exhiben. Aquella vez se aseguró con mucha difusión a través de los medios y entre otros por el Senador Alberto Espina, que el movimiento mapuche tenía vínculos con la guerrilla colombiana, las FARC, y que se tenía pruebas de ello. Con el paso del tiempo nada de ello se probó y esa irresponsable y mediática acusación sólo tuvo sustento en la imaginación de quienes la crearon y la difundieron.

2.- Rechazamos la aseveración del Fiscal Ljubetic porque ella intenta situar el conflicto mapuche muy lejos de la orbita de la legitima demanda y protesta social en que se manifiesta, intentando colocarlo en escalones superiores de la seguridad publica y la seguridad nacional. Con ello entonces y siguiendo al Fiscal en sus elucubraciones y divagaciones, ya no sería suficiente el accionar represivo de la policía hasta ahora implementado, sino que derechamente, se estaría llamando y abriendo las puertas a la intervención militar en la zona y así enfrentar y acabar con la “guerrilla rural”. Aquí radica el peligro y trascendencia de las insensatas afirmaciones del Fiscal y por ello deben ser condenadas y rechazadas.

Pensamos que es legítimo plantearse que si está a sosteniendo lo que conocimos, es porque tiene los antecedentes suficientes para ello y si así fuere, si los ha puesto en conocimiento de los otros Poderes del Estado y del Consejo de Seguridad Nacional..

3. Sería necesario, tal vez, escuchar del señor Fiscal Regional, algunas expresiones autocriticas en cuanto al desempeño de la Fiscalía para abordar, enfrentar y clarificar los hechos de violencia ocurridos en algunos lugares rurales de la Araucanía.