Declaración Pública de trabajadoras y trabajadores del INDH - INDH

Declaración Pública de trabajadoras y trabajadores del INDH

By Abril 10, 2015Noticias INDH

Declaración Pública de trabajadoras y trabajadores del INDH

Abril 10, 2015

Santiago, 10 de abril de 2015

Ante la polémica pública suscitada en relación con el Informe sobre Derechos Humanos para Estudiantes, las/os trabajadoras/es del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) expresamos lo siguiente:

1° El INDH es un organismo autónomo que, tal como señala su Ley 20.405, tiene como fin la promoción y protección de los derechos humanos de todas las personas que habitan el territorio nacional. La autonomía que le confiere la ley es fundamental para fiscalizar, libres de presiones de cualquier tipo, el cumplimiento de las obligaciones que el mismo Estado ha tomado en el ámbito internacional. En este sentido, nos preocupa que las críticas sobre los contenidos de un informe deriven en un cuestionamiento a las atribuciones del INDH, las que son necesarias para una institución que, por naturaleza, debe ser autónoma del resto de los poderes públicos.

2° Es importante precisar que la violación de derechos humanos se produce cuando un/a funcionario/a público/a, o cualquier otro agente a nombre del Estado, vulnera los derechos fundamentales de las personas. Los actos de violencia realizados por civiles son constitutivos de delito, y el Estado tiene el deber de investigarlos y sancionarlos. De no cumplir con este deber, esas situaciones se convierten en una vulneración de derechos humanos.

3° En diversos informes elaborados desde el año 2010 hasta la fecha, el INDH ha documentado de manera rigurosa, y en base a los estándares internacionales de derechos humanos obligatorios para el Estado chileno, que en ocasiones ha existido un actuar reprochable por parte de diversos agentes del Estado, no solo Carabineros, que ha lesionado los derechos fundamentales de las personas. En sintonía con esto, el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas ha manifestado su preocupación por el uso excesivo de la fuerza en el marco de protestas ciudadanas en Chile, así como la ocurrencia de casos de tortura en diversos recintos estatales. Lamentamos que el actual debate no se centre en estos antecedentes, los que deberían ser de la más alta preocupación para las autoridades del Estado y la ciudadanía en general, y esperamos que las instituciones públicas tomen las medidas oportunas y pertinentes para que estos hechos no ocurran nuevamente.

4° Compartimos que todo Estado requiere fuerzas policiales a cargo de mantener el orden público y la seguridad, y que esta función debe desarrollarse con los debidos resguardos y garantías para cumplirla de forma eficaz, segura y digna. Igualmente importante es que esa función sea ejercida dentro del marco legal de un Estado de Derecho, reconociendo como límite a su actuar el respeto a los derechos humanos de todas las personas.

5° Todas las personas que trabajamos en el Estado -incluidas las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública- somos sujetos de derechos humanos y corresponde al Estado resguardarlos.

6° Rechazamos las opiniones vertidas sobre la falta de pluralismo al interior de nuestra institución. Quienes nos desempeñamos a diario en el INDH realizamos un trabajo riguroso en orden a cumplir su mandato legal, para el cual la difusión de los derechos humanos y la denuncia de situaciones de vulneración son una labor irrenunciable. Asimismo, nuestro trabajo está enmarcado en un plan anual aprobado por el Consejo del INDH, cuya conformación plural está garantizada por ley.

7° Nos preocupa el nivel de animadversión manifestado en este debate, en particular las expresiones de odio e intolerancia, incluidas amenazas a la integridad personal, difundidas por las redes sociales y medios de comunicación, dirigidas al INDH y sus integrantes. Esperamos que debates como estos ocurran en un marco de respeto propio de una democracia moderna.

8° Alentamos a que las autoridades del Estado promuevan sin ambigüedades la educación en derechos humanos y fortalezcan una cultura que los respete. Esto implica, entre otras cosas, entender el rol del INDH en el ejercicio de sus facultades.

9° Por nuestra parte, las trabajadoras y trabajadores del INDH continuaremos desplegando en todas las regiones del país, y dentro de nuestro marco legal, nuestros esfuerzos para promover y cautelar los derechos humanos de los habitantes del territorio nacional frente a la acción u omisión de agentes del Estado.

 

Trabajadoras y Trabajadores

Instituto Nacional de Derechos Humanos

 

Declaración Pública