Las publicaciones oficiales de las organizaciones de la sociedad civil no representan necesariamente la visión u opinión del INDH. Las únicas responsables serán las instituciones firmantes.

Declaración Pública Observatorio Ciudadano por celebración de ceremonia religiosa al interior de la cárcel de Temuco

Escrito el 24 junio 2013

observatorio090812bFrente a las duras críticas formuladas por el Ministro del Interior, Andrés Chadwik, ante la autorización por parte de Gendarmería de Chile para la celebración de una ceremonia religiosa al interior de la cárcel de Temuco con ocasión del We Tripantu o año nuevo mapuche, dirigida por el Machi Celestino Córdoba, manifestamos nuestro respaldo a la decisión adoptada por la institución penitenciaria, la que se ajusta a estándares internacionales de derechos humanos.

La autoridad basa su rechazo a la medida en los graves hechos imputados al Machi Celestino Córdoba, formalizado por el delito de incendio y actualmente en prisión preventiva, y en que con la realización de la ceremonia -a la que asistieron cerca de cien personas- se estaría afectando el respeto a las víctimas y poniendo en riesgo la seguridad del recinto carcelario, siendo importante precisar que:

1. Toda persona, independientemente de la gravedad del delito por el que se encuentra procesada, tiene derecho a ser tratado como inocente (presunción de inocencia) mientras no se establezca su responsabilidad en los hechos que se le imputan.

2.- Todo persona privada de libertad, en condición de procesada o condenada, tiene derecho a manifestar y practicar su religión o credo, como lo garantiza la Constitución Política de la República, toda vez que el único derecho que tiene restringido por la prisión preventiva es la libertad de desplazamiento.

3.- En el caso del Machi Córdoba, autoridad ancestral del Pueblo Mapuche, este derecho tiene un reconocimiento explícito en las disposiciones del Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales, ratificado y vigente en Chile, el que establece que “deberán reconocerse y protegerse los valores y prácticas sociales, culturales, religiosas y espirituales propios de dichos pueblos” que se expresa, entre otras cosas, en sus ceremonias colectivas.

4.- En materia de administración de justicia, el Convenio 169 establece a su vez que “cuando se impongan sanciones penales previstas por la legislación general a miembros de dichos pueblos deberán tenerse en cuenta sus características económicas, sociales y culturales”, y que “deberán darse la preferencia a tipos de sanción distintos del encarcelamiento”.

5.- En cuanto a lo señalado por la autoridad, respecto de que la ceremonia pudiera poner en riesgo la seguridad del penal, cabe recordar que el Estado tiene la obligación de generar las condiciones que permitan, resguardando la seguridad inherente a la vida penitenciaria y la no discriminación, el ejercicio de estas prácticas religiosas en las distintas unidades penales y para todas las religiones y credos. Siendo Gendarmería de Chile el órgano estatal que posee conocimientos técnicos para adoptar dichos resguardos, y en ejercicio de sus facultades autorizar la realización de cualquier actividad en los recintos penitenciarios.

De lo anteriormente expuesto, se deduce que el Estado habría dejado de cumplir sus compromisos internacionales, en particular los que le impone el Convenio 169 de la OIT, y derechos garantizados en la Constitución Política, como el derecho a la libertad de culto, si no hubiera admitido la realización de esta ceremonia. En este contexto, resulta inaceptable que el Ministro del Interior cuestione las acciones que impulsa Gendarmería de Chile con el preciso objeto de ajustar su acción a los estándares de derechos humanos vigentes en el país.

Lamentablemente, ésta parece ser la tónica en el proceder del Ministro del Interior. La misma actitud ha tenido para cuestionar los pronunciamientos del Instituto Nacional de Derechos Humanos en este caso, y recientemente, en relación al ingreso ilegal de efectivos de Carabineros de Chile a la Casa Central de la Universidad de Chile. Olvida la autoridad que el respeto de los derechos humanos constituye la base fundamental del Estado de Derecho. De igual forma, hace caso omiso al debido respeto que merecen las autoridades públicas cuando actúan en la órbita de las competencias que le han conferido la Constitución y las leyes. La actuación del Ministro del Interior constituye una inaceptable intromisión en las facultades legales de Gendarmería de Chile y, lo que es más grave, en la autonomía del Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Hacemos por tanto un llamado al Presidente de la República a adoptar todas las medidas que sean necesarias para que estas situaciones no vuelvan a producirse y la actuación de las máximas autoridades de gobierno sea la que corresponde a una efectiva democracia, respetuosa de los derechos humanos y de la legalidad.

INDH en Youtube

Visión del alma, micrometraje que obtuvo el tercer lugar del Concurso Nacional Arte y Derechos Humanos 2016. Este audiovisual nos invita a ponernos en el lugar de un joven ciego. Un recorrido por sus actividades cotidianas, sus cuestionamientos, intereses y emociones. Deja entrever la importancia que tiene situarse en el lugar del otro/a, no para victimizarle o compadecerle, sino para concebirlo/a como un legítimo sujeto de derechos.

Frases radiales INDH

Facebook

  • Galería