bajar al contenido

Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud

Escrito el 2 diciembre 2011

La ONU hizo un llamado a las empresas a asegurarse de que sus actividades no den lugar a formas contemporáneas de esclavitud ni contribuyan a ellas.

“A pesar de los esfuerzos considerables desplegados por los gobiernos, la sociedad civil y la comunidad internacional, todavía vivimos en un mundo infestado por la esclavitud y prácticas análogas. Millones de seres humanos están sometidos a una existencia que casi escapa a nuestra comprensión por su degradación e inhumanidad”, sostuvo Ban Ki Moon –secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en su mensaje por el Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud, que se celebra desde 1996.

“La esclavitud por deudas, la servidumbre y los trabajos forzosos, la trata de personas y la extracción y el tráfico de órganos, la explotación sexual, las peores formas de trabajo infantil, el matrimonio forzoso, la venta de esposas, la entrega de las viudas en herencia y el reclutamiento forzoso de niños para utilizarlos en los conflictos armados: estas son algunas de las manifestaciones actuales de la esclavitud. Todas ellas constituyen delitos y violaciones atroces de los derechos humanos”, informó Moon.

A principios de 2011, el Consejo de Derechos Humanos aprobó los Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos, que definen la manera en que los Estados y las empresas deben poner en práctica el marco de las Naciones Unidas para “proteger, respetar y remediar”, este tipo de prácticas abusivas y condenables.

“Acojo con agrado el amplio apoyo que esta iniciativa ha recibido del sector empresarial. La responsabilidad de las empresas de respetar consiste, entre otras cosas, en asegurarse de que sus actividades no den lugar a formas contemporáneas de esclavitud en el lugar de trabajo ni contribuyan a ellas, y en adoptar medidas para evitar que esto ocurra en las cadenas de suministro y en otros lugares”, finalizó el secretario general de la ONU.

Chile

Chile fue uno de los primeros países del mundo en condenar la esclavitud. En 1811, por iniciativa de don Manuel de Salas, se implantó la Ley de Libertad de Vientres, o sea, todos los hijos de mujeres esclavas, nacían como personas libres en el territorio nacional y además se prohibía el ingreso al país de nuevas personas en calidad de esclavitud.

Posteriormente en 1823, por iniciativa de don José Manuel Infante, se promulgó la Ley de Abolición de la Esclavitud, que señalaba “son libres cuantos hombres son nacidos desde 1811 y cuantos nazcan en el territorio de la República; son libres cuantos pisen el suelo de la República: cuantos hasta hoy han sido esclavos, son libres desde la sanción de este acuerdo”.

De este modo Chile se convirtió en el primer país en América en tomar esta medida y en el segundo en el mundo en hacerlo, luego de Haití.

 

INDH en Youtube

Spot número 2 de la campaña “Los derechos humanos están en tus manos” impulsada por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y el Sistema de las Naciones Unidas en Chile. Esta entrega, presenta una definición de los derechos económicos sociales y culturales, como el acceso a la salud, el derecho a una vivienda digna, el derecho a una educación de calidad, a vivir en un medio ambiente libre de contaminación, entre otros derechos fundamentales.

Frases radiales INDH

Facebook

Galería

Ir a la Galería