INDH entrega a Ministerio del Interior y Seguridad Pública Informe 2013 sobre DDHH y Función Policial

Escrito el 12 junio 2014

Destacada Directora - mInistro del Interior (12-6-14)La Directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos –INDH-, Lorena Fries, se reunió con el Ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, para hacer entrega del Informe Anual 2013 sobre Derechos Humanos y Función Policial. Éste revela los avances y deficiencias en el uso de la fuerza pública y realiza recomendaciones que contribuyan a encuadrar dicho actuar en la garantía y respeto de los derechos de las personas.

El informe contiene los resultados de las observaciones desarrolladas por el Programa de Seguimiento y Registro del Abuso Policial en manifestaciones públicas, realizadas entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2013.

“Entre las deficiencias están el uso proporcional y gradual de la fuerza en contextos de movilización. También hay problemas en la lectura de derecho de personas detenidas, en la constatación de lesiones y en que no se entregan copias a las personas que son detenidas en contextos de manifestación”, expresó Lorena Fries.

Adicionalmente, la Directora del INDH destacó algunos avances, manifestando que “los 29 protocolos de Carabineros que regulan este tipo de materias recogen muy bien los estándares de derechos humanos, aunque vemos una brecha entre esos protocolos y el actuar concreto de los carabineros en las calles”.

En este sentido, reiteró la solicitud del INDH de hacer públicos los protocolos. “En un país democrático, las fuerzas de seguridad son parte de la institucionalidad democrática y deben regirse por el principio de transparencia y publicidad de los actos”, dijo.

El Informe Anual 2013 sobre Derechos Humanos y Función Policial cuenta de cinco apartados, referidos al actuar policial en el contexto de manifestaciones públicas, al tratamiento de personas privadas de libertad en custodia de las policías, a función policial y grupos vulnerables -que aborda la situación de los niños, niñas y adolescentes mapuche afectados por operativos policiales y las actuaciones de personal de la Policía de Investigaciones respecto a personas migrantes-, a la reacción estatal ante los abusos policiales, y finalmente, una sección sobre formación y capacitación en derechos humanos de Carabineros y la Policía de Investigaciones.

Manifestaciones públicas

Entre las principales conclusiones de este capítulo se consigna que “aproximadamente en 3 de cada 4 manifestaciones públicas, la respuesta policial a estos incidentes consistió en el uso no gradual, no proporcional, ni focalizado de la fuerza. Lo que constituye una infracción a los estándares internacionales en materia de derechos humanos, en lo relativo al derecho de reunión y de libertad de expresión, y a la manera como las policías deben canalizar las demandas ciudadanas expresadas mediante el ejercicio de la manifestación pública”.

El informe reitera, al igual que en su versión anterior, que se “registran casos de situaciones vejatorias tales como la aplicación injustificada de protocolos de registro que suponen desnudar a jóvenes detenidos/as infligiéndoles un trato humillante y que atenta contra su dignidad”.

Sobre el uso de rifles de pintura (Paintball), el informe establece que sólo fue usado en una de las manifestaciones observadas. “No obstante, en esta oportunidad fue disparado directamente contra el rostro de las personas que participaban pacíficamente de la manifestación, resultando una de ellas con pérdida total de la visión en su ojo izquierdo, y otros/a con lesiones oculares”. Se destaca que su uso se encuentra suspendido.

Función policial y grupos vulnerables

En cuanto a función policial y grupos vulnerables, el INDH “valora positivamente la elaboración e implementación de protocolos sobre el uso de la fuerza en operativos vinculados con niños y niñas pertenecientes al pueblo mapuche. El emprendimientos de dichas iniciativas se muestra como un real avance hacia la incorporación de los estándares internacionales de derechos humanos dentro de las fuerzas policiales y de orden”.

Sin embargo, constata que persisten operativos policiales que se ejecutan con infracción a las garantías constitucionales de mujeres, hombres, niños y niñas del pueblo mapuche. También recomienda instruir a los distintos estamentos, en especial a la Policía de Investigaciones, en función de garantizar la igualdad de trato y la no discriminación a la población migrante al intentar ingresar al país.

Reacción estatal ante abusos policiales

El informe recomienda a las policías incrementar y fortalecer los sistemas de control interno de sus funcionarios, en atención al alto número de denuncias en su contra versus el bajo número de investigaciones internas llevadas a cabo. “Se puede suponer que dichos controles tienen poca eficacia si comparamos las 54 investigaciones llevadas por el Ministerio Público en contra de funcionarios de la Policía de Investigaciones el año 2013, versus las investigaciones internas, sólo 2”, dice el documento.

Tratándose del control externo, “se aprecia una débil reacción estatal frente a los abusos de funcionarios/as policiales, ya sea por parte de los tribunales como por parte del Ministerio Público. En efecto, a pesar del aumento de las denuncias contra el actuar de Carabineros de Chile, las informaciones estadísticas que posee el INDH dan cuenta de un bajo índice de sanciones por parte de los Tribunales Militares”.

También se reconocen avances. “Cabe destacar las acciones adoptadas por Carabineros de Chile. Se valora especialmente la creación de un nuevo estamento de mando y control que es la Zona Santiago Control Orden Público e Intervención, que está a cargo de un Oficial General y cuya misión es dirigir, planificar, coordinar y controlar este tipo de operaciones”.

DDHH en los procesos formativos formales de las policías chilenas

En los procesos formativos de las fuerzas de orden y seguridad, “se evidencia una mayor integración de los conceptos de derechos humanos con los procedimientos y prácticas propias de la función, lo que permiten una mejor integración de la perspectiva y los criterios de derechos humanos en la toma de decisiones que orientan la actuación cotidiana. Este tipo de formación resulta más efectiva que la que centra todo su esfuerzo en el aprendizaje normativo, pero requiere de mayor consistencia y sistematicidad”.

No obstante lo anterior, “los avances en la formación constituyen una condición necesaria pero no suficiente para garantizar mejores prácticas de derechos humanos en la formación policial, pues cualquier proceso formativo tiene como limitación de su efectividad la distancia con las dimensiones prácticas o las indicaciones operativas que pueden ir en línea contraria o no reforzar los aprendizajes de las fases lectivas, pasando a ser conocimientos inactivos o no aplicados”.

INDH en Youtube

Conoce más detalles sobre la misión de observación que actualmente el INDH se encuentra realizando en centros el SENAME, para recoger información sobre el ejercicio y respeto de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, conocer sus condiciones de vida, y para establecer un sistema de alerta temprana para prevenir violaciones de derechos.

Frases radiales INDH

Facebook

  • Galería