INDH presenta querella contra carabineros por apremios ilegítimos a dos migrantes

Escrito el 28 octubre 2016

carlos_diaz_venezolanoEn el Centro de Justicia fue presentada esta mañana una querella contra carabineros por apremios ilegítimos causados a dos migrantes, un venezolano y un haitiano. La acción judicial pide una investigación en la que eventualmente podría configurarse el delito de torturas a estas dos personas que fueron golpeadas por la policía en el espacio público –ante numerosos testigos-, luego en un vehículo policial y después en la comisaría.

Esto ocurrió el pasado 19 de octubre de 2016, cuando el ciudadano haitiano Roulio Charles fue sorprendido evadiendo el pago de su pasaje en un bus. Por ello fue detenidos por unos cinco carabineros mediante la fuerza, a lo que él se resistió aduciendo que no pagar un pasaje es constitutivo de una falta que no tiene aparejada la detención.

El arresto fue presenciado por Carlos Díaz, ciudadano de nacionalidad venezolana, quien se dirigía a su trabajo. Al percatarse del proceder abusivo, desproporcionado y violento que carabineros realizaba en contra de Roulio Charles, al cual en ese instante le propinaban numerosos golpes, decidió intervenir para detener la golpiza. La intervención de Carlos Díaz consistió básicamente en tratar de separar a personal de carabineros para que dejarán de agredir a Roulio Charles, lo que generó la excesiva molestia de los efectivos policiales, los que detuvieron a Charles en el acto, imputándole también el haber agredido a personal carabineros.

Al momento de la detención de Carlos Díaz no se le explica el motivo de la misma, verificándose aquello una vez que es subido al carro policial, siendo increpado supuestamente de agredir a un carabinero, mientras era golpeado, amenazado, humillado, ofendido, entre otros malos tratos.

En el vehículo policial intentó conversar con los funcionarios aprehensores, tratando de explicar que las acusaciones de maltratar a un policía eran infundadas, ya que solo intercedió en un procedimiento que consideraba abusivo. Esto aumentó la ofuscación del personal, qua comenzó a proferir múltiples insultos, amenazas y golpes a las víctimas, haciéndose patente la discriminación en relación a su condición de extranjeros.

Ambas personas fueron permanentemente insultadas con expresiones xenófobas y discriminatorias, al tiempo que recibían amenazas de ser expulsadas del país.
Luego de estos graves hechos, las víctimas son trasladadas a las dependencias de la Primera Comisaria de Santiago, lugar en que las agresiones continúan, junto con las ofensas en razón de su nacionalidad, las amenazas y humillaciones, señalando inclusive por Carlos Díaz que fue asfixiado por los funcionarios.

Al parecer, dice la querella, la intención de infligir dolores o sufrimientos físicos y síquicos para castigar a Carlos Díaz por su intervención en un procedimiento y a Roulio Charles por no pagar su pasaje y resistirse a la detención, no fue suficiente para los funcionarios involucrados en estos hechos, pues además fueron intimidados en múltiples ocasiones por su situación migratoria, señalándoles expresamente que los llevarían a extranjería y que se devolvieran a su país. Posteriormente, unas seis u ocho horas después, los obligan a firmar un documento de lectura de derechos, y a firmar otros papeles que señalaba que todos los hechos realizados por carabineros eran válidos.

Ambas víctimas quedaron detenidas y pasaron a control de detención al día siguiente por el delito de maltrato de obra a carabineros, fundando esta acusación en un dato de atención médica que señalaba que un funcionario presentaba una fractura en su mano a raíz de la agresión ilegitima de Roulio Charles y Carlos Díaz.

Los apremios ilegítimos y vejámenes, tanto físicos como sicológicos referidos por ambas víctimas, nunca antes en su vida los habían sufrido, provocándoles un fuerte estrés, ansiedad, frustración, secuelas que se ven incrementadas al estar en un país diferente al de su origen.

INDH en Youtube

“Imaginópolis, una ciudad a tu medida”, es el micrometraje ganador del Concurso Nacional Arte y Derechos Humanos 2016. A través del humor y la ironía, desarrolla una ácida crítica a la sociedad en que vivimos: apresurada, muchas veces intolerante, poco empática y que suele discriminar a las personas con discapacidad. Imaginópolis es una ciudad de ensueño, donde se respetan las diferencias y existe real goce y ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad. Un llamado a la reflexión.

Frases radiales INDH

Facebook

  • Galería