INDH y ACNUDH lanzan publicación regional sobre protesta y derechos humanos junto a relator ONU

Escrito el 29 abril 2015

Foto oficiall“Protesta social y derechos humanos: Estándares Internacionales y Nacionales”, es la publicación realizada en conjunto entre el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), lanzada este lunes en el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile.

En este libro se ofrece una recopilación y sistematización de los estándares a nivel internacional, regional y nacional (para Chile) aplicables al ejercicio de la protesta social, así como el desarrollo e interpretación de estos por los mecanismos nacionales y regionales de Derechos Humanos.

El lanzamiento contó con la presencia e intervención del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el derecho a la libertad de reunión pacífica y asociación, Maina Kiai; del Representante Regional de ACNUDH, Amerigo Incalcaterra; de la Directora del INDH, Lorena Fries; y con la moderación del Consejero del INDH, Manuel Nuñez.

En el evento, el Relator Especial de Naciones Unidas destacó la importancia de la publicación conjunta del ACNUDH y el INDH en materia de protesta social y derechos humanos. “Es un documento crucial. Es importante que las autoridades de la región conozcan y entiendan los estándares internacionales sobre reunión y asociación pacíficas. Creo que el primer paso es conocer lo que dice el derecho internacional, para luego internalizarlo y que las autoridades puedan hacerlo relevante a nivel nacional, en su obligación de garantizar el derecho a la manifestación pacífica”, expresó Kiai.

A nombre del ACNUDH, su Representante Regional, Amerigo Incalcaterra, resaltó que esta publicación busca contribuir a un mayor conocimiento de estos estándares en todos los niveles del Estado y la sociedad, a fin de garantizar los derechos humanos en el contexto de las manifestaciones. “Las manifestaciones no son una amenaza a la autoridad, sino un reflejo del estado de salud de una democracia. Es positivo que las personas reclamen sus derechos, pero las autoridades muchas veces no han sabido reaccionar adecuadamente a ese descontento”, comentó Incalcaterra.

Por su parte, la Directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Lorena Fries, manifestó durante su ponencia la preocupación por dos situaciones que existen en nuestro continente y que son expuestas en la publicación conjunta entre INDH y ACNUDH. Se trata del uso excesivo de la fuerza en el contexto de la protesta social, la que al ser calificada como una amenaza es abordada con “mano dura”, generando el riesgo de una restricción excesiva del derecho a la protesta pacífica, y, en segundo lugar, la promulgación de leyes cuyo objetivo es restringir el legítimo ejercicio del derecho a la protesta, sin sujeción de la normativa interna a los estándares internacionales en la materia.

“Hemos sido testigos a lo largo de nuestra región del empoderamiento ciudadano y de su creciente descontento con los mecanismos de representatividad tradicionales. También hemos sido testigos de frecuentes primeras respuestas del Estado, basadas en un uso desmedido de la fuerza pública por sobre el diálogo y las coordinaciones de los actores involucrados. Es necesario evaluar y modernizar los medios de monitoreo que las organizaciones nacionales de derechos humanos desplegamos para velar por el respeto de quienes participan de la protesta pacífica. No se trata de trabajar contra las policías, sino de articular los resguardos necesarios para que el ejercicio a manifestar pacíficamente cumpla su función en una sociedad democrática”, dijo Fries.

Los derechos a la libertad de reunión pacífica y de asociación satisfacen el deseo fundamental de autodeterminación de las personas, es decir, de tomar el control de sus propios destinos. Cuando el derecho a la protesta pacífica es protegido y ejercido de forma adecuada es una herramienta poderosa para promover el diálogo, el pluralismo, la tolerancia y la participación cívica. En este sentido, los panelistas coincidieron en la necesidad de transformar el enfoque punitivo con que muchas veces los Estados de la región han reaccionado a la protesta social, para comprenderla en su dimensión de problema social, asegurando el pleno derecho a la manifestación pacífica, en armonía con otros derechos ciudadanos.

Para esto, la necesidad de educación en derechos humanos dentro de las fuerzas de orden que intervienen en manifestaciones fue relevada durante el lanzamiento de la publicación. También se puso de relieve la importancia de que los Estados establezcan protocolos de actuación claros, transparentes y en línea con los estándares internacionales de derechos humanos para los oficiales encargados de hacer cumplir la ley en el marco de protestas sociales, entre otros asuntos.

INDH en Youtube

Conoce más detalles sobre la misión de observación que actualmente el INDH se encuentra realizando en centros el SENAME, para recoger información sobre el ejercicio y respeto de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, conocer sus condiciones de vida, y para establecer un sistema de alerta temprana para prevenir violaciones de derechos.

Frases radiales INDH

Facebook

  • Galería