INDH, ACNUDH, UDP y Gendarmería de Chile inauguran Diplomado Derechos Humanos y Personas Privadas de Libertad - INDH

INDH, ACNUDH, UDP y Gendarmería de Chile inauguran Diplomado Derechos Humanos y Personas Privadas de Libertad

By Junio 10, 2013Noticias INDH

INDH, ACNUDH, UDP y Gendarmería de Chile inauguran Diplomado Derechos Humanos y Personas Privadas de Libertad

Junio 10, 2013

destacada diplomado finalEl Diplomado Derechos Humanos y Personas Privadas de Libertad fue inaugurado hoy por sus instituciones impulsoras –el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), la Oficina Regional para el Cono Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y Gendarmería de Chile– en dependencias de esta última entidad. El objetivo de esta instancia formativa es capacitar a un grupo de oficiales de Gendarmería de Chile para la contribución al desarrollo de estrategias dirigidas a la consolidación de prácticas consistentes con los derechos humanos en el sistema carcelario de nuestro país.

El diplomado es fruto de la voluntad de colaboración, no sólo entre las instituciones impulsoras, sino también de la Universidad Diego Portales, responsable de implementar el programa de este Diplomado y también el Curso de Especialización para Monitores de Derechos Humanos, que se llevará a cabo para personal de todos los centros penitenciarios del país al término de este curso.

Durante el acto de iniciación, Lorena Fries –Directora del INDH- sostuvo que “en su acercamiento a la realidad penitenciaria a lo largo del país, el INDH ha constatado que si bien se registran esfuerzos e iniciativas encaminadas a mejorar la situación carcelaria –y este diplomado es una muestra de esa voluntad- persisten prácticas y limitaciones que afectan el derecho a la integridad personal y otros derechos de quienes se encuentran en prisión. Me refiero a problemas como el hacinamiento, las falencias en condiciones de higiene y en el cuidado de la salud física y mental de la población recluida, el uso excesivo de celdas de aislamiento, en condiciones a veces inhumanas, la existencia de malos tratos, la debilidad del trabajo de rehabilitación, y otros más”.

Claro está que entre los factores ligados a la situación de las prisiones también tiene lugar la cultura institucional, una cultura enraizada en una concepción permisiva del abuso en el ejercicio de la función penitenciaria. Concepción que, hay que decirlo, es un reflejo de una dimensión de la cultura nacional, de una parte de nuestra “personalidad” nacional aficionada al castigo físico, minimizadora de los abusos y reticente a los derechos de las y los condenados, o incluso de las y los procesados. Asimismo, se sustenta en un grado de desconocimiento del deber de protección que tienen el Estado y sus agentes sobre las personas confiadas a su tutela”, agregó la Directora del INDH.

Finalmente, Lorena Fries concluyó que “nuestra ambiciosa meta es que con este programa y otros que seguirán, se podrá mover aquellos márgenes de la cultura institucional que están más alejados de los estándares internacionales, en una dirección de respeto pleno a los derechos humanos de las personas privadas de libertad. No tenemos la ingenuidad de creer que la acción educativa sea la panacea, o que vaya a terminar con las dificultades señaladas, pero no tenemos duda que será un fuerte impulso hacia la modificación del conjunto de factores que hoy limitan esas metas”.