Declaración contra el aparente plan de retorno para la comunidad haitiana

Declaración contra el aparente plan de retorno para la comunidad haitiana

Octubre 1, 2018

Nosotros/as, miembros de todas las organizaciones y asociaciones haitianas agrupadas bajo la “Plataforma Nacional de las Organizaciones Haitianas en Chile” (PlaNOHCh), entidad que lleva funcionando más de dos años en el país, queremos expresar, de la forma más respetuosa posible, nuestro desacuerdo y rechazo ante el llamado plan de retorno que no es otra cosa que la idea de “poner un avión a disposición” de la colonia haitiana en Chile cuyo fin último, a nuestro parecer, sería el de facilitar la deportación, forzada y no voluntaria, de nuestros compatriotas que vieron en Chile un país de oportunidades.

Nosotros en la Plataforma Nacional de las Organizaciones Haitianas en Chile (PlaNOHCh), desmentimos categóricamente la idea de que habría una cantidad no menor de conciudadanos desesperados por regresar.

Queremos denunciar, alto y fuerte, que esa idea es un acto de crueldad perpetrado hacia nuestra comunidad. Creemos que, al igual que lo sucedido con el “caso de lepra”, el año pasado, la falacia del “sobre amarillo” y toda la campaña de satanización iniciada en las redes sociales en detrimento de la colonia haitiana en Chile, lo sucedido en esta oportunidad encajaría perfectamente en la lógica De una propaganda sistematizada, cuyo sustento menos ecuánime sería: la “ecuación de la tetralogía de la xenofobia”, la cual dice relación con una cierta obsesión por parte de algunas autoridades por relacionar a los inmigrantes afrodescendientes con la inseguridad ciudadana, la delincuencia y la pobreza (agravada en el caso de la migración haitiana), con todos los réditos políticos que aquello pueda significar para sus promotores y/o impulsores.

Nos es imposible evitar ver una maniobra política cuya finalidad última no pasa de ser la de seguir imprimiendo en la retina de la comunidad nacional la imagen de los inmigrantes, sobre todo los inmigrantes haitianos, como una carga con el cual el fisco va a tener que lidiar a menos que se deshaga lo más pronto posible de esta comunidad de “buenos para nada” ya que según parece, nuestra presencia en el territorio, en lugar de ser un aporte para el país, sería un retroceso tanto en lo cultural, económico, político y educacional, presupuesto que va a contracorriente de la evidencia existente al respecto. En pocas palabras, y desde nuestra interpretación de los hechos, fácilmente se podría inferir que se estaría frente a una campaña contra la migración haitiana, usando como catalizador un discurso racista diferencia lista para cuya apreciación y entendimiento hace falta adentrarse en las profundidades más oscuras del surgimiento socio-histórico del estado-nación Chileno. A nosotros, en la PlaNOHCh, considerando lo respetuoso de los valores republicanos que han demostrado ser las autoridades chilenas, nos ha parecido bastante curioso el hecho de que al mal llamado “vocero” no se le hayan exigido algún tipo evidencia y/o dato duro que respaldasen su  discurso y/o planteamiento por más insignificante que pudiesen ser (esas evidencias). Nos sorprendió que la prensa en ningún momento pregunta sobre el origen de estos dichos, la fuente de aparentemente, muy relevante información que se estaba compartiendo con la opinión pública. Nos hubiera gustado tanto, el día de la presentación de este supuesto plan de retorno, que alguien de la asistencia les preguntase a esos “iluminados” por algún tipo de encuesta, estudio, investigación que respaldasen sus postulados.

O por lo menos, para nosotros sería de mucho agrado que mencionaran algún “focus group” y/o cualquier otro tipo de investigación por más irrelevante que pudiera ser. Las dudas anteriormente expuestas, a nuestro parecer, abriría el camino a todo tipo de especulaciones por parte de la opinión pública en lo relativo a la veracidad/autenticidad de los argumentos avanzados por el presunto “vocero de la comunidad haitiana”, además de poner en entredicho y tela de juicio la decisión adoptada por las actuales autoridades de poner a disponibilidad de los “deportados forzosos” el avión presidencial para que esos últimos puedan volver a su país con todo el honor que todo “inmigrante indeseable” merece.

Mantenemos firme nuestra postura de dudas ante cualquier plan de “retorno humanitario” de los haitianos a su país apoyado en una campaña mediática de denigración y desaprobación de la migración haitiana y/o algún tipo de argumento ad hominem. Aquello, a nuestro parecer, no haría más que poner en evidencia lo difícil e infructuosa que pueda ser cualquier iniciativa tendiente a promover, en el futuro, una integración plena de nuestra comunidad a la vida social, económica, política y cultural de Chile con el consecuente y nefasto resultado del agravio de las fricciones sociales perjudicando así la convivencia y cohesión social entre inmigrantes, descendientes y nacionales.

Los casos de alta precariedad o vulnerabilidad en que puedan encontrarse cualquier persona, sea nacional o inmigrante, sea o no haitiano, ocurren a consecuencia de las inequidades sociales determinadas por el sistema, y en todo caso una respuesta a estas debe ser en primer lugar, de parte del Estado, la proporcionar los mecanismos para que las personas puedan contar con los medios para superar las condiciones que los fuerzan a estar en esa situación de alta precariedad.

Así, las razones de supuesto carácter humanitario que motivarían el “Plan de Retorno” se desvanecen cuando contradictoriamente se niega a los inmigrantes el derecho a procurarse su subsistencia, cuando se nos prohíbe trabajar, cuando se exigen documentos innecesarios para realizar los trámites, cuando se prolonga indefinidamente y de manera absurda los trámites para mantenernos en una situación de eterna semi-regularidad migratoria, lo que nos hace carecer de una cédula de identidad que es fundamental para conseguir un trabajo formal. Una auténtica preocupación por nuestras condiciones de vida e integración en el país sería permitir un proceso de regularización que en forma realista nos permita acceder a tener una residencia en el país.

La práctica de retorno, por razones humanitarias, se ha dado particularmente de modo excepcional y en situaciones extremas, como casos de enfermedades terminales y otras razones donde no existen otras formas de revertir las causas que la determinan. Es así que este llamado “Plan de Retorno” es más bien una política pública, sería la institucionalización de una política migratoria, que en otros países han ocurrido no por razones de carácter humanitario sino como medidas para restringir la migración. La experiencia internacional ha demostrado categóricamente que son un fracaso y ello pese a tales planes o programas de retorno han sido asistidos, comprendiendo incentivos como franquicias tributarias y económicas para facilitar la integración de los retornados a sus lugares de origen. Ello no está contemplado en el plan que pretende implementar el gobierno y así sólo nos parece otra medida mediática para validar la tendencia restrictiva en términos migratorios que pretenden impulsar las autoridades del país.

Por fin, expresamos, todas y cada una de las personas quienes somos parte de las más de treinta (30) organizaciones haitianas repartidas en todo el territorio nacional de Chile y agrupadas bajo la Plataforma Nacional de las Organizaciones Haitianas en Chile (PlaNOHCh), de la forma más amable, respetuosa y serena posible, nuestro desacuerdo, y rechazo ante esa verdad a medias de un presunto “vocero de la comunidad haitiana en Chile”, considerando que ese tipo no goza ni siquiera de la más mínima pincelada de legitimidad y por tanto, sin autoridad alguna de parte de la diáspora haitiana asentada en Chile. En este sentido, cualquier discurso que fuera a tener, más allá de lo personal, ha de ser considerado como una simple opinión personal. Por lo tanto, no involucraría en nada y para nada a los compatriotas haitianos quienes vivimos bajo el lindo y azulado cielo del acogedor, amable y solidario país que es Chile.

Organizaciones adherentes

ALIANZA HAITIANO-CHILENA, ONG BUEN SAMARITANO, VOZ MIGRANTE, SOLIDARIDAD HAITIANA (SOHA), ORGANIZACIÓN DE MIGRANTES HAITIANOS UNIDOS EN CHILE – UNHAPROCH – EL BOSQUE,  UNHAPROCH PEDRO AGUIRRE CERDA, UNION HAITIANOS PARA EL PROGRESO EN CHILE, ORGANIZACIÓN HAITIANA DE LA CIUDAD DE CONSTITUCION (OHCC), NANOTECH, ASOCIACION DE LOS HAITIANOS POR UNA NUEVA VISION EN CHILE (AHNUVI), COORDINATION DES IMMIGRANTS HAITIENS DE LA PATAGONIE DU CHILI (CIHPAC), ORGANIZACIÓN HAITIANA PARA LA PROMOCION DE LA CULTURA (OHPCH), SOMOS HISTORIA, ASOCIACION HAITIANA DE CHILE, ASOCIACION DE HAITIANOS EN SAN MIGUEL, ESPAS, REFLEKSYON HAITI-CHILI, ASOCIACION DE MUJERES HAITIANAS EN QUILICURA, SINDICATO HAITIANAS DE LO VALLEDOR, FUNDACION JOVA BAGAY NÈF, HAITIANOS UNIDOS EN SAN VCENTE TAGUA TAGUA, ORGANIZACIÓN DE TRABAJADORES HAITIANOS DE OSORNO, ASOCIACION DE RADIODIFUSORAS PRIVADAS DE LA COMUNIDAD HAITIANA.