A 30 años del Informe Rettig y a 47 años del golpe de Estado

A 30 años del Informe Rettig y a 47 años del golpe de Estado

Septiembre 11, 2020

Mediante una pieza audiovisual, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) conmemoró un nuevo aniversario del 11 de septiembre, con énfasis en las tres décadas que se cumplen del testimonio de memoria y verdad del Informe Rettig.

En el video se invitó a participar a figuras del mundo político, de los derechos humanos, jóvenes y adolescentes. Todos decidieron ser parte de esta conmemoración. Carmen Frei, Felipe Alessandri, Isabel Allende, Lily Pérez, Felipe Bulnes, Javiera Parada, Roberto Garretón y el director del INDH, Sergio Micco, se hicieron parte de esta iniciativa.

Como forma de invitar al país a seguir comprometiéndose con la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición, y haciendo un esfuerzo por el reencuentro nacional, el INDH mediante este video invitó a cada uno de los participantes a leer un extracto del informe Rettig, donde se afirma que si bien puede haber distintas visiones sobre el 11 de septiembre, nada justifica las violaciones a los derechos humanos que se cometieron.

La comisión de verdad y Reconciliación en 1991, revisó y expuso las violaciones de derechos humanos ocurridas en dictadura, como una verdad histórica.

A continuación el texto del informe de la comisión nacional de verdad y reconciliación que leyeron quienes participaron de este video.

Informe de la comisión nacional de verdad y reconciliación, segunda parte, capítulo I.

“La comisión revisó profundamente los hechos previos y posteriores al 11 de septiembre, y se formó distintas convicciones sobre las violaciones a los derechos humanos, y también sobre el golpe de Estado: No compete a la Comisión pronunciarse sobre los hechos ocurridos ese día y los inmediatamente posteriores, sobre si ellos fueron o no justificados ni sobre si existía o no otra salida para el conflicto que los originó. Además, respecto de todas estas materias puede existir y existen, legítimamente, distintas opiniones. Pero el estado del país, a esa fecha, estado que cabe describir como de aguda crisis de vida nacional, representa la destrucción o debilitamiento de un gran número de puntos de consenso entre los chilenos, relativos a instituciones, tradiciones, supuestos de convivencia social y económica, y otros, que son a la vez, salvaguardia del respeto a los derechos humanos. El conocimiento de la crisis de 1973 se hace entonces indispensable, tanto para entender la gestación de las posteriores violaciones de esos derechos que hemos debido investigar, como para prevenir que ellas se repita. Esto, en ningún caso, como ya se ha dicho,  puede ni debe entenderse en el sentido de que la crisis de 1973 justifique ni excuse, en ninguna medida, tales violaciones.”

La pieza audiovisual de dos minutos cierra con un logotipo animado en el que se leen los cinco principios que guían la acción del instituto, en materia de violaciones a los derechos humanos: verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.