Carabinero conocido como “El Nazi” de Estación Central es declarado culpable de torturas

By Septiembre 6, 2019Noticias INDH

Carabinero conocido como “El Nazi” de Estación Central es declarado culpable de torturas

Septiembre 6, 2019

El tribunal dispuso que el policía en retiro quedara con arresto domiciliario total, arraigo nacional y con la prohibición de acercarse a las víctimas.

Por su responsabilidad en una serie de hechos de torturas, malos tratos y otros delitos funcionarios cometidos principalmente contra comerciantes ambulantes, ocurridos en la 21ª Comisaría de Estación Central, el mayor en retiro de Carabineros, Francisco Arzola, conocido como “El Nazi” de Estación Central, fue condenado por el Cuarto Tribunal Oral en lo Penal de Santiago.

En esta causa que está en su fase final, restando sólo la lectura de sentencia, y que es llevada por la Fiscalía de Alta Complejidad Centro Norte, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) presentó una querella por torturas.

La jefa regional Metropolitana del INDH, Beatriz Contreras, valoró positivamente el fallo, señalando que “el tribunal dictaminó conforme a los estándares internacionales de derechos humanos, considerando que los delitos denunciados constituyen una las más graves vulneraciones como son la tortura y otros tratos crueles inhumanos y degradantes”.

Contreras agregó que “se pudieron establecer de manera clara las responsabilidades que le caben en este caso a Arzola, y se le otorgó justicia a las víctimas, por lo que estamos muy conformes a la espera de la sentencia del tribunal”, que se llevará a cabo el próximo viernes 14 de septiembre a las 13 horas.

Relatos denunciados

“Me tiró al suelo, me puso un bastón en el pecho y se subió arriba mío y me estranguló. Después me puso de nuevo la pistola y me dijo ‘yo soy El Nazi, c……., arráncate de nuevo, porque ahora te voy a matar’. Y disparó, pero el revólver no tenía balas”, señaló una de las víctimas de iniciales W.C. en la querella presentada por el INDH.

Otra de las víctimas que forma parte de la querella por tortura presentada por el Instituto, es la mujer C.C. quien entregó detalles de cómo fue subida a un carro policial y donde el policía le dijo: “hasta acá llegaste, m…. c……, ándate pal’ fondo”.

En su testimonio agrega que el policía “me tiró al asiento y empezó a ahorcarme, me tomó del pelo y me arrastró, me pegó combos. Todos en la cabeza. No sé cuánto habrá durado. Para mí fue una eternidad. Sólo paró porque afuera estaban tocando la puerta, que se abre sólo por dentro”.

Es importante recordar que en esta causa es querellante, además del INDH, el Consejo de Defensa del Estado, y las víctimas a través de la Oficina de DD.HH. de la Corporación de Asistencia Judicial.

Además, ha actuado coordinada y colaborativamente el INDH y el Ministerio Público, a través de derivaciones de víctimas.

Otras situaciones vulneratorias

Según ha consignado La Tercera, pese a que Arzola no contaba con condenas hasta hoy, esta no es la primera vez que se le vincula a un caso judicial. La semana pasada, un detective declaró ante el tribunal que el mayor de Carabineros era conductor de una de las patrullas involucradas en el caso de José Huenante, joven de 16 años y de origen mapuche, cuyo rastro se perdió el 3 de septiembre de 2005, en medio de un procedimiento policial en Puerto Montt y que es considerado el primer detenido desaparecido en democracia.

Además de Arzola, otros cuatro oficiales y un suboficial de la 21ª comisaría de Carabineros de Chile de Estación Central que han sido acusados de apremios ilegítimos, torturas, y falsificación de instrumento público, están  en prisión preventiva.

En este último caso, el INDH presentó al menos cinco querellas por torturas para determinar las responsabilidades. A los carabineros se les acusa de hechos sucedidos entre 2016 y 2018, en los que sistemáticamente habrían torturado a personas, una de ellas con un 70% de discapacidad psíquica. Principalmente las víctimas eran comerciantes ambulantes.