Carabinero queda en prisión preventiva por disparar lacrimógena en la cabeza a joven en Rancagua

Carabinero queda en prisión preventiva por disparar lacrimógena en la cabeza a joven en Rancagua

Marzo 5, 2020

El policía, luego de apuntarle, percutó su arma, lanzando directamente a la cabeza de la víctima un proyectil lacrimógeno disparado a menos de nueve metros de separación entre el arma y su blanco. La violencia del impacto dejó a la víctima con fractura de cráneo, hendidura y hematoma cerebral.

Por homicidio frustrado fue formalizado ante el Juzgado de Garantía de Rancagua un funcionario de Carabineros quien, en la noche de 13 de diciembre de 2019 y en el marco de las protestas ocurridas en la capital de O´Higgins, apuntó y disparó a quemarropa y a menos de nueve metros su escopeta lanza gases directamente a la cabeza de la víctima, un joven que participaba pacíficamente en una manifestación que se desarrollaba en el centro de la ciudad.

La investigación del Ministerio Público logró acreditar que la víctima se encontraba en el lugar de los hechos cuando llegó el contingente policial, momento en el cual el imputado, un sargento de carabineros, se detuvo y apuntó su arma directamente a la cabeza del joven, quien en esos momentos se alejaba del lugar caminando -y de espalda-, lentamente con sus brazos cruzados. El funcionario de carabineros, luego de apuntarle, percutó su arma, lanzando directamente a la cabeza de la víctima un proyectil lacrimógeno disparado a menos de nueve metros de separación entre el arma y su blanco. La violencia del impacto a tan corta distancia fue tal, que la víctima resultó con fractura de cráneo, con hendidura y hematoma cerebral.

Consistentemente con la conducta que acababa de desplegar, el funcionario de carabineros, en lugar de requerir una ambulancia o proporcionar medidas para asegurar la vida de la víctima, la dejó en manos de personas que se habían estado manifestando en el sector. Fueron así particulares quienes, ante la crítica situación del herido, se encargaron de trasladarlo en un vehículo particular al Hospital Regional de Rancagua, donde fue intervenido quirúrgicamente de urgencia por un neurocirujano.

Junto con la formalización por homicidio frustrado, se decretó la prisión preventiva del funcionario policial presuntamente responsable por el tiempo que dure la investigación, la cual quedó fijada en 90 días.

“El INDH continuará actuando en su rol de querellante en esta causa durante todo el tiempo que se prolongue, esperando cumplir su mandato legal y evitando la impunidad”, indicó el jefe regional del INDH de O´Higgins, David Bahamondes.