CIDH presenta informe sobre la situación de las personas afrodescendientes en las Américas

CIDH presenta informe sobre la situación de las personas afrodescendientes en las Américas

Enero 30, 2012
Fuente foto: Elquintopoder.cl

Fuente foto: Elquintopoder.cl

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) publicó el informe “La situación de las personas afrodescendientes en las Américas”. El informe presenta una evaluación inicial respecto de la situación de las personas afrodescendientes en las Américas y formula recomendaciones a los Estados para avanzar en la protección de sus derechos humanos. El informe se realizó en el marco de las actividades realizadas por la CIDH por el Año Internacional de los Afrodescendientes.

El principio de no-discriminación es un pilar de la democracia y es una de las bases fundamentales del sistema interamericano de derechos humanos. Sin embargo, las personas afrodescendientes en las Américas continúan siendo víctimas de la exclusión, el racismo y la discriminación racial y han sido invisibilizados, aún cuando constituyen la mayoría poblacional de algunos Estados de la región. A pesar de que los afrodescendientes representan aproximadamente el 30% de la población de las Américas, la variable “afrodescendencia” no se ha incorporado en los censos u otros mecanismos de relevamiento de la población sino hasta recientemente.

Como consecuencia de la discriminación estructural existente las personas afrodescendientes habitan, en general, en las zonas más pobres y con menor infraestructura y se encuentran más expuestas al crimen y la violencia. Asimismo, las personas afrodescendientes enfrentan serios obstáculos para acceder a los servicios de salud y educación, obtener una vivienda y acceder a empleos, especialmente en los niveles gerenciales.

En este sentido, la Comisión concluye que las personas afrodescendientes enfrentan importantes obstáculos en relación con el ejercicio y la garantía de sus derechos civiles y políticos, económicos, sociales y culturales. Adicionalmente, la subrepresentación y escasa participación de la población afrodescendiente en la esfera política demuestran impedimentos adicionales para acceder a las estructuras del poder político y así tomar parte activamente en el diseño de políticas públicas orientadas a mejorar su situación de discriminación estructural.

El informe también analiza los obstáculos que enfrentan los afrodescendientes para poder acceder a mecanismos de justicia que le den respuesta a la discriminación existente. La Comisión reconoce como un paso positivo que en algunos países se hayan adoptado leyes orientadas a combatir la discriminación racial.

Sin perjuicio de lo anterior, la Comisión observa que los obstáculos en el acceso a mecanismos de denuncia y reparación, ya sean administrativos o judiciales, así como la falta de sensibilidad de los operadores de justicia, contribuyen a perpetuar los patrones de segregación y exclusión.

Ver informe