Comenzó juicio oral contra ex capitán de Carabineros acusado de cegar a Fabiola Campillai con el disparo de bomba lacrimógena

Comenzó juicio oral contra ex capitán de Carabineros acusado de cegar a Fabiola Campillai con el disparo de bomba lacrimógena

10 Mayo, 2022

El INDH es querellante en esta causa y pide una pena de 15 años por el delito de apremios ilegítimos con resultado de lesiones graves gravísimas. El juicio tiene una duración estimada de 45 días.

Ante el Tribunal Oral en lo Penal (TOP) de San Bernardo comenzó el juicio oral en contra del ex capitán de carabineros P.J.M.O. (39), quién está acusado de disparar la bomba lacrimógena que impactó en el rostro de Fabiola Campillai y le causó la pérdida total de la visión, entre otras lesiones de gravedad. La integración del tribunal, que conocerá los hechos y juzgará, está compuesta por los jueces Héber Rocco, Pamela Campos y Marcela Nilo. El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) presentó una querella un día después de la agresión, ocurrida durante manifestaciones por la crisis social, y está pidiendo 15 años de cárcel para el perpetrador.

De acuerdo a la acusación del Ministerio Público y del INDH, los hechos ocurrieron alrededor de las 20.30 horas del 26 de noviembre de 2019, en la comuna de San Bernardo. En el sector de calle Portales Oriente con Fermín Vivaceta se encontraban uniformados de la 14° Comisaría, bajo las órdenes del capitán J.A.F.S., que fueron trasladados a dicho sector resguardando el paso del último tren, por las barricadas que se mantenían en la línea férrea de la Estación 5 Pinos, cosa que comenzaba a normalizarse. Entonces el capitán J.A.F.S., contraviniendo las disposiciones de los protocolos contenidos en la Circular N° 1832, la Orden General 2635 y el Manual de Control de Orden Público dio la orden de disparar bombas lacrimógenas.

 

 

Uno de los ejecutores de esta instrucción fue el oficial P.J.M.O., quien apuntó hacia la esquina donde estaban Fabiola Campillai y su hermana. La víctima se encontraba en dicho lugar porque se dirigía a su trabajo. No participaba de las manifestaciones y no afectaba la libre circulación de transeúntes y vehículos ni ponía en peligro la vida o la seguridad de las personas. Aun así, P.J.M.O. disparó una bomba lacrimógena de forma recta, de frente y en dirección a las personas. El proyectil impactó en el rostro de la víctima y le causó la pérdida de la visión y del olfato, además de otras secuelas físicas y psicológicas.

Luego de esta acción el capitán J.A.F.S. ordenó el repliegue de las fuerzas. En momentos en que la hermana de la víctima se acercaba a los uniformados para informarles los efectos del disparo, el oficial de Carabineros E.J.M.V. arrojó a sus pies una granada lacrimógena de mano.

P.J.M.O. enfrenta cargos por el delito de apremios ilegítimos con resultado de lesiones graves gravísimas. El Ministerio Público, a diferencia del INDH, pide una pena de

12 años de cárcel por estos hechos. P.J.M.O. actualmente está con arresto domiciliario en Curicó, luego de que en septiembre del 2021 la Corte de Apelaciones de San Miguel revocó una decisión del Juzgado de Garantía de San Bernardo que había decretado su prisión preventiva.

En la primera audiencia de este juicio, se escucharon los alegatos de todas las partes intervinientes y la declaración del acusado. La audiencia continuará este miércoles 11 de mayo, cuando está programada la declaración de la víctima, Fabiola Campillai. El juicio tiene un tiempo estimado de duración de 45 días.

En su alegato de apertura, la jefa de la Región Metropolitana del INDH, Beatriz Contreras, se enfocó en presentar la normativa y la jurisprudencia en derechos humanos que regulan el uso de la fuerza, en el contexto de los hechos sujetos a discusión en este juicio oral.