Condenan por lesiones graves a ex carabinero que disparó por la espalda a joven mapuche

Condenan por lesiones graves a ex carabinero que disparó por la espalda a joven mapuche

Enero 21, 2019

El Tribunal Oral en lo Penal de la ciudad de Angol dictó por la unanimidad de los jueces integrantes, una sentencia condenatoria en contra de C.E.R.S., ex sargento integrante de las Fuerzas Especiales de Carabineros en calidad de autor del delito de lesiones graves, por dispararle a quemarropa y por la espalda -en 2016- al joven de origen mapuche Brandon Hernández Huentecol, de 17 años en ese momento, produciéndole graves secuelas que se arrastran hasta la actualidad.

La lectura de sentencia se fijó para el día 24 de enero, ocasión en que se dará a conocer el detalle de la pena impuesta.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) a través de su Sede regional de La Araucanía es parte querellante, presentando acciones legales por los delitos de lesiones graves.

El abogado de la Sede regional de La Araucanía del INDH, Marcos Rabanal, valoró el dictamen condenatorio señalando que “representa un hecho significativo el que finalmente se esclarecieran los hechos, se determinaran las responsabilidades penales y se garantizara el acceso a la justicia, a Brandon Hernández Huentecol, a sus familiares y a la comunidad, ello en la perspectiva de  generar condiciones de no repetición de violaciones a los derechos humanos, y contribuir a reparar el daño ocasionado como consecuencia de la acción de un agente del Estado”.

Según el relato de los hechos, el 18 de diciembre de 2016 los carabineros se encontraban realizando un procedimiento en el sector Curaco (Collipulli), bajo el cual se detuvo a un vehículo y a las personas que transitaban en él. Justo en ese instante iba pasando en bicicleta el niño I.G. H. H. de 13 años en ese entonces, hermano menor de Brandon, quien transitaba por la vereda de enfrente del control cuando fue interceptado por el carabinero.

Asustado I.G.H.H. gritó por la ayuda de su hermano Brandon quien acudió rápidamente al lugar siendo reducido por el policía C.E.R.S, quien para sujetarlo posó su pie sobre la espalda del adolescente, para luego dispararle, dejándolo herido con riesgo vital.

Brandon Hernández Huentecol fue intervenido quirúrgicamente primero en el Hospital de Angol para luego ser trasladado hasta las dependencias de la Clínica Alemana de Temuco, donde permaneció hospitalizado por un largo periodo, siendo sometido a numerosas operaciones quirúrgicas.

Al momento de los hechos cerca de cien perdigones habrían quedado incrustados en el cuerpo de Brandon, principalmente en la zona de su espalda y cadera. Hasta la fecha se contabilizan 17 operaciones, manteniéndose aún alojados en su cuerpo aproximadamente 80 proyectiles.