Conversatorio sobre DDHH de mujeres y niñas aborda desafíos para generar un cambio cultural y erradicar la violencia de género

Conversatorio sobre DDHH de mujeres y niñas aborda desafíos para generar un cambio cultural y erradicar la violencia de género

26 Noviembre, 2020

Este 25 de noviembre la sede regional del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de O’Higgins, junto al Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (SernamEG), y la Defensoría de la Niñez, realizaron el Conversatorio “Derechos Humanos de Mujeres y Niñas: Voces Ciudadanas en contra de la Violencia de Género”. La actividad contó con una amplia convocatoria, donde más de 120 asistentes pudieron reflexionar sobre la necesaria participación desde diferentes espacios, para generar un cambio cultural que garantice los derechos de las mujeres y erradique la violencia multidimensional que les afecta.

Este conversatorio tuvo como panelistas a Josefa Tamayo, joven de 17 años, de Santiago, Chile y voluntaria de la Asociación de Mujeres Jóvenes por las Ideas (AMUJI Chile); a Gerardo Chandía Garrido, psicólogo y Magíster en Salud Mental Infanto Juvenil de la Universidad Católica del Maule (UCM), y Coordinador del Centro de Atención Psicológica de la UCM y Director del Magíster en Salud Mental Infanto Juvenil UCM; y Tatiana Hernández, asesora en políticas de igualdad, violencia de género y acoso sexual, en organizaciones públicas y privadas, parte del Directorio del Observatorio de Género y Equidad, Magister © en Ciencia Política y Diplomada en Derechos Humanos y Democratización, de la Universidad de Chile.

La conversación desplegada por el panel abordó los desafíos para generar un cambio cultural. Josefa Tamayo, relevó la importancia de la asociación entre mujeres para develar las violencias de género normalizadas y proyectar un trabajo colectivo que permita el empoderamiento de las nuevas generaciones, demandando el pleno ejercicio de sus derechos. Gerardo Chandía, expuso desde la mirada de la construcción de las nuevas masculinidades y destacó el valor que surge en el cuestionamiento de propios privilegios que el sistema patriarcal entrega a los hombres y cómo, desde un acercamiento y diálogo con los movimientos feministas, se avanza en la liberación del ‘deber ser’ de ese hombre estereotipado, por uno que se sitúa como un par, que co-construye en su relación con las mujeres.

Por último, Tatiana Hernández abordó la necesaria ampliación de la mirada en las políticas públicas que apuntan a garantizar los derechos de la mujer y, por tanto, a eliminar la violencia de la que es objeto. Agregando que este problema se debe abordar desde la multiplicidad de factores que inciden y generan esta violencia, la que no se reduce al ámbito doméstico, sino que tiene un soporte estructural que se manifiesta en ámbitos de salud, de educación y de inserción laboral, entre otros, y que afecta con mayor dureza a las mujeres que también sufren discriminación por su nivel socioeconómico, su etnia y/o ruralidad.

“El INDH sostiene que el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia es un derecho humano fundamental. La violencia en contra de la mujer niega la raíz de los derechos humanos y todos los órganos del Estado tienen una obligación principal para erradicarla. El espacio de hoy nos ha permitido abordar una serie de desafíos en la materia, incorporando miradas desde lo técnico, lo vivencial y lo político. Particularmente, en el marco de este evento, nos ha resultado esperanzadora la mirada que se nos ha compartido desde la juventud, mirada que al mismo tiempo nos interpela”, señaló David Bahamondes, jefe regional del INDH en la Región de O’Higgins.