Corte de Apelaciones ratificó prisión para gendarmes por agredir a interno en Centro de Detención Santiago Sur

By 30 Marzo, 2022Noticias Destacadas

Corte de Apelaciones ratificó prisión para gendarmes por agredir a interno en Centro de Detención Santiago Sur

30 Marzo, 2022

Se trata de tres guardias que fueron formalizados la semana pasada ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago por cargos de tortura agravada. La víctima perdió uno de sus dedos. El INDH actúa como querellante en este caso.

La séptima sala de la Corte de Apelaciones de Santiago confirmó de forma unánime la prisión preventiva de los tres gendarmes imputados en un caso de tortura agravada perpetrado en el Centro de Detención Preventiva Santiago Sur en mayo de 2020. De este modo, ratificó la medida que impuso el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago. El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) actúa como querellante en este caso. El tribunal de alzada consideró que es la única medida idónea y necesaria para asegurar los fines del proceso.

Hay que recordar que en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago la semana pasada se realizaron dos audiencias de formalización contra funcionarios de Gendarmería por golpizas y/o ataques perpetrados sobre internos. Uno ocurrido en Santiago Sur y el otro en el Centro de Detención Preventiva Santiago Uno. En el primero, en un hecho inédito, funcionarios activos fueron formalizados por tortura agravada. En el segundo el imputado enfrenta cargos por apremios ilegítimos. El INDH también es querellante en el caso de Santiago Uno.

El primero hecho es de mayo de 2020 e involucró a los gendarmes C.F.R.S., M.A.C.M. y M.A.M.S., que enfrentan cargos por tortura agravada y lesiones graves gravísimas. Los tres atacaron durante un extenso lapso a un recluso. Le tiraron gas pimienta al rostro y usaron un cuchillo cartonero para cortarle tres dedos. Esto significó que la víctima perdió una fracción importante de un dedo y sufrió consecuencias psíquicas, porque la dañada fue su mano dominante.

El juez Ponciano Sallés decidió que los imputados permanezcan en prisión preventiva, porque constituyen un peligro para la investigación en virtud del riesgo de que amedrenten a quienes son testigos de los hechos, actualmente reclusos en Santiago Sur. El delito que se les imputa a los funcionarios se presenta en forma extremadamente excepcional.

Otras agresiones

En tanto, el segundo caso que vio el Séptimo Juzgado de Garantía ocurrió en junio de 2020 en Santiago Uno. La víctima, una persona transgénero, recibió gas en su cara tras una disputa con el mayor de Gendarmería D.A.E.G. Debido al ataque perdió la visión de manera momentánea. El agresor la llevó a una celda de tránsito. La víctima se opuso apenas se dio cuenta, porque en ese sitio estaban personas con las que tenía antiguas rivalidades.

A pesar de los reclamos, su agresor la encerró con estas tres personas, que la agredieron e incluso derramaron agua caliente en su espalda. Por esas lesiones tuvo que recibir asistencia. Quedó con el rostro deformado, un ojo seriamente lesionado y la espalda quemada. Otras personas empezaron a reclamar debido a la disputa de la víctima. Como respuesta D.A.E.G. lanzó gas pimienta en el rostro de una de ellas, también transgénero. Ambas víctimas experimentaron serias consecuencias psicológicas, las que acreditaron informes de Estambul practicados por el Servicio Médico Legal.

D.A.E.G. fue formalizado por dos delitos de apremios ilegítimos y quedó con prohibición de acercarse a las víctimas. Los tres internos que participaron en el ataque en la celda enfrentan cargos por el delito de lesiones menos graves.

Las formalizaciones de estos cuatro funcionarios de Gendarmería constituyen un paso importante para garantizar los derechos fundamentales de los privados de libertad. Es un avance en establecer la responsabilidad penal por delitos perpetrados por agentes del Estado contra quienes están bajo su custodia y cuidado. Los reclusos, además, representan, conforme al derecho internacional de los derechos humanos un grupo de especial protección por su condición de vulnerabilidad.