Declaración Pública de CINPRODH en el contexto del Día Internacional de la Mujer

Declaración Pública de CINPRODH en el contexto del Día Internacional de la Mujer

Marzo 9, 2012

Con ocasión de celebrarse hoy 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer, el Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos de Temuco, CINPRODH, emite esta declaración pública para referirse a este importante acontecimiento.

Entre los antecedentes históricos mas resaltantes que conducen a la instauración de esta fecha se rescata que ya durante la revolución francesa, marchando hacia Versalles, las mujeres parisinas, bajo el lema libertad, igualdad y fraternidad, exigían el sufragio femenino. Mas avanzado el en tiempo, a comienzos del siglo pasado, en marzo de 1911, mas de 140 jóvenes trabajadoras, la mayoría inmigrantes, murieron en un trágico incendio en una fábrica de camisas de Nueva York, donde se desempeñaban en condiciones laborales miserables. Tuvo este suceso gran repercusión en las conmemoraciones posteriores del Día Internacional de la Mujer y en las referencias que se hizo a las condiciones laborales que condujeron al desastre.

En agosto de 1910, la Confederación Internacional de Mujeres Socialistas, reunidas en Copenhague, proclamó el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Al año siguiente se celebró multitudinariamente en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza.

Hoy, a mas de cien años de instaurada esta fecha, con un muy largo y sacrificado camino recorrido, en el que ha habido avances y retrocesos, triunfos y derrotas, pero que en la suma total surgen logros y un mejor posicionamiento de la mujer en la sociedad, hacemos llegar a todas las mujeres de Chile, sin exclusión de ningún tipo, nuestro saludo y homenaje, instándolas a seguir luchando sin claudicaciones, por alcanzar una participación en pie de igualdad con el hombre en la sociedad y en su desarrollo integral como persona.

De manera muy especial queremos recordar en esta fecha, a las mujeres detenidas desaparecidas y ejecutadas políticas durante el periodo de la dictadura, que lo fueron por haber tenido el coraje y la dignidad de comprometerse con un proceso de cambios que condujera a una sociedad mas humana, mas solidaria, mas inclusiva. A una sociedad diametralmente diferente a la que hoy conocemos, en la prevalece el individualismo, el egoísmo, el materialismo, la competencia y en la que el ser humano no es lo fundamental, no es el centro y destinatario de todo el quehacer.