Declaración de Villa Solidaria Alsino ante la vulneración de derechos cometida por el programa Alerta Máxima de CHV

Declaración de Villa Solidaria Alsino ante la vulneración de derechos cometida por el programa Alerta Máxima de CHV

Agosto 8, 2017

Villa Solidaria Alsino, como grupo de funcionarios/as, de egresados/as de tratamiento y de familiares que trabaja por la rehabilitación e inclusión social de personas con patología dual, y con el respaldo de la familia del afectado, declara su total rechazo al contenido exhibido el día 3 de julio de 2017 por el programa “Alerta Máxima” de Chilevisión, en donde se presenta el caso de un joven desmayado en un paradero del sector sur oriente de la capital, el cual es asistido por personal del Servicio de Atención Médica de Urgencia.

En las imágenes (grabadas en febrero de este año según nos señalaron los protagonistas), se observa al joven junto a su madre, quienes dan declaraciones respecto a lo sucedido. Son cerca de siete minutos en donde los televidentes pudieron ver el trayecto de esta persona desde que es atendido en la vía pública hasta que es ingresado al Hospital de La Florida.

Por otro lado, en el sitio web de este medio aún permanece disponible la página con el capítulo en donde se afirma que “el sujeto se había administrado una alta dosis de tramadol de manera intravenosa, desplomándose en la calle y presentando una herida”.

La madre del usuario en cuestión manifestó a nuestra institución que en ningún momento dieron su consentimiento para grabar y luego emitir estas imágenes, en donde se observa a ambos involucrados dando explicaciones de diversa índole al verse abordados por el equipo de televisión en medio de un procedimiento de urgencia. Esto, porque ambos quedan expuestos en un contexto sumamente negativo, marcado por la tensión del momento, la descompensación del usuario y el prejuicio social asociado a quienes presentan cierta dependencia a una sustancia psicoactiva.

No está demás señalar que el contenido de este programa en ningún momento apunta a la promoción de la salud, a la posible rehabilitación de las personas, al fortalecimiento de planes de vida saludable, ni a la inclusión de quienes han estado o están en tratamiento por esta causa.

Es más, la familia nos ha señalado que el equipo de CHV (reporteros y plana ejecutiva) se contactó con ellos llegando incluso a su domicilio el día 19 de mayo de 2017, para pedir la autorización correspondiente; recibiendo siempre una respuesta negativa debido al impacto que este tipo de contenidos generan en los televidentes, asociado a la promoción del estigma y exclusión social hacia este sector de la población.

En este contexto, se hace indispensable que el canal CHV junto a sus colaboradores, como en este caso el SAMU, se hagan responsables de la vulneración de derechos de los pacientes que incluyen en sus transmisiones, entre ellos: el derecho a un trato digno, en donde se respete la privacidad del usuario; el derecho a no ser grabado ni fotografiado con fines de difusión sin su permiso; y el derecho a que su información médica no se entregue a personas no relacionadas con su atención, tal como el público de este tipo de programas.

Consideramos que si bien al inicio de este espacio televisivo se afirma que “la identidad de todos los pacientes ha sido resguardada” tomando como única medida la imagen difusa de los rostros de quienes aparecen (pues sus voces se escuchan claramente y sin distorsión alguna), esto no es suficiente; pues tanto el usuario como sus familiares nos manifestaron su descontento con la grabación realizada a una persona que no estaba en condiciones de expresar su voluntad en esos momentos, así como también su completo rechazo a la difusión de dichas imágenes pues permitieron que el entorno social de los implicados los pudiera reconocer y recriminar.

Reiteramos que tanto el canal CHV a través de su programa Alerta Máxima, como el SAMU a través del reanimador que expone el caso, han cometido una grave vulneración de derechos de este usuario, quien tras ver las imágenes se sintió extremadamente perjudicado, haciéndonos saber su temor a ser objeto de conductas discriminatorias y burlas a causa de su patología. Tras ver este episodio en televisión, el usuario tuvo una recaída que lo tuvo en estado crítico durante días, falleciendo finalmente el pasado viernes 14 de julio.

Ante la gravedad de este asunto, exigimos la eliminación inmediata del contenido de este capítulo  denominado “Hombre adicto a medicamentos se desmayó en la vía pública”, las disculpas públicas de los responsables de este espacio al inicio del programa por pasar a llevar los derechos y la dignidad de las personas usuarias y, por último, la cancelación definitiva de este espacio televisivo mientras continúe con este tipo de prácticas (vale decir, la exhibición de casos de la vida real sin la autorización correspondiente de las personas involucradas).

Finalmente, hacemos un llamado a todas las personas que se interesan por la inclusión y bienestar de personas con discapacidad psíquica, a los profesionales que trabajan con personas en riesgo social, a los trabajadores de los diversos medios de comunicación y a la sociedad en su conjunto a que hagamos un trabajo responsable, que tratemos con dignidad a nuestros pares que pasan por una situación de salud complicada y que denunciemos, rechazando públicamente los abusos cometidos hacia personas y grupos vulnerables. Nadie está libre de un accidente en la vía pública, nadie está libre de ver afectada su salud mental y nadie tiene derecho a exponer a otros de esta manera.

Funcionarios del Hospital de Día Alsino

Centro de Integración Social y Cultural Alsino

Centro de Acción de Padres y Amigos de Alsino