El Derecho Internacional de los Derechos Humanos

By Noviembre 15, 2010Noticias INDH

El Derecho Internacional de los Derechos Humanos

Noviembre 15, 2010

Sra. Eleanor Roosevelt observando el texto final de la Declaración Universal de Derechos Humanos, Lake Success, 1949.

En abril de 1945 nace la Organización de Naciones Unidas (ONU), con el objetivo de asegurar la paz y el respeto a los derechos de las personas tan fuertemente vulnerados durante las dos guerras mundiales. Cuatro años más tarde, el 10 de diciembre de 1948, el organismo multilateral redacta, como “un ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse”, la Declaración Universal de Derechos Humanos con el fin de asegurar los derechos fundamentales de las personas, tales como la vida, la libertad y la igualdad. Con ello, por primera vez en la historia de la humanidad, la comunidad internacional establece con claridad los derechos civiles, económicos, sociales y culturales básicos de los que todos y todas deben gozar.

 

Transcurridos 62 años de aquello, es posible afirmar que lo establecido en esa Declaración ha sido ampliamente aceptado como las normas fundamentales de derechos humanos que todos y todas deben respetar y proteger.

Desde entonces, una serie de tratados internacionales y otros instrumentos adoptados por los Estados miembros, han otorgado a los derechos humanos una base jurídica que hoy se plasma en un conjunto de tratados y principios que permiten su aplicación y desarrollo.

Es así, que el derecho internacional de los derechos humanos establece las obligaciones que las Naciones deben respetar. Esta obligatoriedad implica que los Estados deben adoptar medidas para facilitar el disfrute de los derechos humanos básicos.

A través de la ratificación de los tratados internacionales de derechos humanos, “los gobiernos se comprometen a adoptar medidas y leyes internas compatibles con las obligaciones y deberes dimanantes de los tratados”, se señala en el portal institucional de la ONU. Asimismo, “en caso de que los procedimientos judiciales nacionales no aborden los abusos contra los derechos humanos, existen mecanismos y procedimientos en el plano regional e internacional para presentar denuncias o comunicaciones individuales, que ayudan a garantizar que las normas internacionales de derechos humanos sean efectivamente respetadas, aplicadas y acatadas en el plano local”.