Enfermera es condenada por cuasi delito de homicidio de adolescente que residía en centro colaborador de Sename

By Julio 10, 2018Noticias INDH

Enfermera es condenada por cuasi delito de homicidio de adolescente que residía en centro colaborador de Sename

Julio 10, 2018

Por el cuasi delito de homicidio de la adolescente de iniciales T.I.O.Y. de 18 años fue condenada la enfermera Karina Muñoz Arenas, del Centro de Protección Pequeño Cottolengo, organismo colaborador del Servicio Nacional de Menores (Sename). La mujer se encontraba a cargo de la enfermería de dicho centro, no brindando los cuidados adecuados para la supervivencia de la adolescente, lo que se tradujo en su fallecimiento. En este caso el Instituto Nacional de Derechos Humanos fue parte querellante.

Es así como el Juzgado de Garantía de Rancagua condenó a la enfermera, en un juicio abreviado, a la pena remitida de 60 días de prisión, más la imposibilidad de ejercer cargos públicos mientras dure la condena, dada la negligencia de la profesional que culminó con la muerte de T.I.O.Y.

Desde 2007 hasta el 15 de junio 2016, la adolescente de iniciales T.I.O.Y., estuvo bajo el cuidado del Centro de Protección Pequeño Cottolengo de Rancagua. Durante 2016, la estación de enfermería era responsabilidad de Karina Muñoz, a quien le correspondía entre sus funciones agendar las visitas de los médicos a los niños/as para sus controles de salud y gestionar la realización de los exámenes de laboratorio -los que una vez recepcionados- debían ser informados a los médicos para que estos dispusieran las medidas pertinentes.

Karina Muñoz Arenas conocía los cuidados que requería T.I.O.Y., derivados de que padecía microcefalia, parálisis cerebral, epilepsia, secuelas de Síndrome de Torch, retardo severo en el desarrollo psicomotor y bronquitis aguda. Estuvo a cargo de la adolescente entre el  31 de mayo y el 15 de junio de 2016, cuando un cuadro infeccioso que derivó en una bronconeumonía, sumado a la negligencia e imprudencia de la profesional que no informó de esto a los médicos, le quitó la vida a T.I.O.Y.

De acuerdo a la autopsia realizada por el Servicio Médico Legal (SML) el fallecimiento de T.I.O.Y. se produjo por causas naturales, en específico por las enfermedades citadas, consignando además que la adolescente padecía de cuadros respiratorios agudos, siendo uno de estos episodios el causante de su muerte.

El informe del SML señala también que el Hogar Pequeño Cottolengo cuenta con protocolos que cumplen, en cierta medida, con lo requerido por el Sename. Los/as funcionarios que allí se desempeñan y que cuidan directamente a los residentes son, en su mayoría, auxiliares de trato directo, no profesionales del área de la salud.