Hoy se celebra por primera vez el Día Internacional de la Niña

Hoy se celebra por primera vez el Día Internacional de la Niña

11 Octubre

Saludamos a todas las niñas en la primera conmemoración de su día e instamos a los países a seguir trabajando para alcanzar el pleno ejercicio de sus derechos, lo que implica abordar diversos desafíos entre los que destaca el aumento del embarazo adolescente”, sostiene – a través de un comunicado- la Organización de Naciones Unidas (ONU), en el marco de la primera celebración del Día Internacional de la Niña.

En el documento, ONU establece que en América Latina y el Caribe, el 14,3% de las niñas de 15 a 19 años son madres. En Nicaragua la cifra llega a 20%, mientras que en Honduras al 18,3% y en Ecuador al 17%. Este fenómeno es un indicador de la vulnerabilidad de las jóvenes, que sacrifican su futuro laboral, desperdician oportunidades educativas y tienen mayores probabilidades de caer en la pobreza y reproducirla. Mientras los índices de maternidad tienden a disminuir en todos los grupos de edad de los países de la región, continúan en aumento en el grupo de adolescentes de entre 15 y 19 años.

Sobre la mortalidad materna y el embarazo adolescente, la ONU afirma también que los índices son más elevados entre las mujeres de sectores más pobres, quienes tienen menor acceso a la educación, a la información y a la salud sexual y reproductiva. A su vez, el embarazo adolescente también es una señal de la necesidad de continuar avanzando en un cambio cultural, ya que, incluso en países donde hay un mayor acceso a servicios y a la información, las adolescentes se embarazan como una forma de afirmar su independencia y formar su propio hogar. Es una señal de la falta de autonomía, al no lograr decidir libremente y someterse a la expectativa que se tiene acerca de los roles de género tradicionales. Los varones jóvenes siguen siendo los que tienen la mayor iniciativa y la menor responsabilidad. Esto es también el resultado de la mala calidad de la educación.

La ausencia de estadísticas y la falta de datos actualizados con relación a este indicador también es elocuente, y señala el desafío que todavía existe vinculado al impulso de las políticas de género relacionadas con la adolescencia en la agenda de los países de la región.