INDH querellante: Justicia ratifica condena a dos carabineros por torturas en Arica

INDH querellante: Justicia ratifica condena a dos carabineros por torturas en Arica

abril 27, 2018

El Tribunal Oral en lo Penal de Arica condenó a la pena remitida de 541 días de presidio menor en su grado medio, a dos funcionarios de Carabineros de la Tercera Comisaría, quienes fueron declarados culpables por el delito de torturas o apremios ilegítimos. El fallo fue ratificado por la Corte de Apelaciones de la capital de la XV Región, luego de que la defensa de los condenados presentará recursos de nulidad, que finalmente fueron rechazados.

La sede regional del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) interpuso en 2016 una querella para determinar las responsabilidades del caso. Otros seis funcionarios policiales fueron condenados por obstrucción a la justicia.

Los hechos ocurrieron el día 30 de agosto de 2012, fecha en que el uno de los hoy condenados carabineros, ingresó al recinto policial en el cual se encontraba una persona detenida acusada del robo de un vehículo de propiedad del uniformado.

En el calabozo del lugar el funcionario policial procedió por más de quince minutos a golpear al detenido en el rostro y la cabeza con un arma de fuego, mientras lo amenazaba de muerte para que se auto inculpara. Además, el funcionario policial intentó que tomara un arma blanca, con la finalidad de que quedaran impresas sus huellas en dicha arma, para así obtener una evidencia falsa en su contra, pretendiendo así conseguir una imputación por un delito de mayor gravedad en contra del detenido.

Otros funcionarios policiales presentes en el recinto policial no hicieron nada para impedir las torturas, ni tampoco denunciaron el hecho a sus superiores.  Al siguiente día, antes de que el acusado fuese trasladado al tribunal para el control de detención, el teniente de carabineros ingresó nuevamente al calabozo, indicándole al detenido que lavase su cara ensangrentada. Ante la negativa de éste, el carabinero volvió a agredirlo.

La tortura constituye una violación a los derechos humanos de extrema gravedad y su prevención, investigación y juzgamiento constituyen una obligación contraída por el Estado de Chile, a partir -entre otros aspectos- de lo que disponen instrumentos internacionales de derechos humanos vigentes en Chile. La tortura se encuentra prevista y sancionada como delito en el artículo 150 A del Código Penal, como tormentos o apremios ilegítimos.