INDH de Arica realiza seminario sobre el impacto de la corrupción en el ejercicio de los derechos humanos

INDH de Arica realiza seminario sobre el impacto de la corrupción en el ejercicio de los derechos humanos

Noviembre 28, 2017

En el salón de eventos de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas (FACSOJUR) de la Universidad de Tarapacá en Arica, se llevó a cabo el Seminario internacional sobre corrupción y derechos humanos.

El evento contó con la participación de Claudio Nash Rojas, destacado académico universitario e investigador en derechos humanos con vasta experiencia en la temática; Ronald Gamarra, ex procurador adjunto ad-hoc de la República del Perú en el caso Fujimori-Montesinos, por corrupción y violaciones a los derechos humanos; Javiera López Ossandón, fiscal regional de Arica y Parinacota, quien abordó la experiencia de la fiscalía en casos de corrupción en la región; y del jefe regional del INDH, David Bahamondes, quien se refirió a algunas experiencias de mecanismos internacionales con enfoque de derechos humanos para la investigación y desarticulación de las estructuras de corrupción.

Entre los objetivos de la actividad dirigida tanto a funcionarios públicos como a la sociedad civil, estaba el visibilizar el vínculo entre corrupción y vulneraciones a los derechos humanos, y destacar que la corrupción afecta el cumplimiento y las obligaciones contraídas por los Estados en materia de derecho internacional de los derechos humanos, buscando además presentar algunos mecanismos y experiencias de lucha contra la corrupción en América Latina y Chile.

El INDH en el capítulo 1 Institucionalidad democrática y derechos humanos del Informe Anual 2015 plantea la dificultad para establecer el vínculo entre derechos humanos y corrupción, consignando que “por lo general, no se está frente a una única víctima identificable, sino que suele tener efectos en un colectivo o la ciudadanía en general”.

Según un informe del Relator especial ONU sobre la independencia de los magistrados y abogados, Leandro Despouy, la incorporación de una perspectiva o enfoque de derechos humanos en relación a la corrupción, es una tarea actual y necesaria. Ello permite que los mecanismos internacionales encargados de revisar el cumplimiento de obligaciones contraídas por los Estados en materia de derechos humanos, aborden la manera en que la corrupción afecta el cumplimiento de tales obligaciones y recomienden a los Estados mecanismos para enfrentarla.

Asimismo, el relator señala en su informe que las entidades que actúan en materia de derechos humanos y aquellas que se enfrentan a la corrupción, puedan establecer vínculos de colaboración. Más importante aún, las organizaciones de la sociedad civil defensoras de derechos humanos, al abordar temáticas de corrupción desarrollan auditoría social y promueven políticas públicas transparentes.