INDH constata brote de COVID-19 en cárcel de Valdivia y deficientes medidas sanitarias para enfrentarlo

INDH constata brote de COVID-19 en cárcel de Valdivia y deficientes medidas sanitarias para enfrentarlo

Junio 2, 2020

El pasado 10 de mayo se realizó un trasladode 19 personas al penal de las cuales actualmente se encuentran contagiadas 17, lo que generó un brote al interior del recinto.

El Juzgado de Garantía de Valdivia determinó que Gendarmería de Chile deberá adoptar medidas preventivas para evitar la propagación del COVID-19 en el Complejo Penitenciario de Llancahue, que actualmente acoge a internos/as de otros recintos penitenciarios como medida de descompresión. Esto tras una visita de la Sede del INDH de Los Ríos en que se constataron una serie de transgresiones a los derechos de los privador de libertad.

Tras una audiencia el tribunal determinó que la cárcel puede recibir internos sintomáticos que presenten el examen PCR negativo, es decir que no padezcan Coronavirus. De no presentar síntomas los internos deberán realizar cuarentena. El tribunal ordenó además que la concesionaria que está a cargo del área médica, deberá asegurar atención médica a las personas que en esa cárcel residen.

En la inspección realizada junto al Departamento de Derechos Humanos del Colegio Médico de Chile (COLMED), se pudo constató que las personas trasladadas hacia el CP Llancahue han estado en condiciones de salud y humanitarias no acorde con la normativa interna ni con las “Reglas de Mandela”, que son los estándares mínimos para el tratamiento de las personas privadas de libertad.

Despertó la preocupación del INDH y de COLMED el trasladado de enfermos crónicos y de personas lesionadas con perdigones, sin contar con las condiciones mínimas de distanciamiento físico y de otras medidas sanitarias, lo que ha significado la propagación del virus al interior de la cárcel. A esto se suma que los traslados se realizan sin las condiciones humanitarias mínimas, como dar aviso a familias, sin otorgar una ropa adecuada al clima y sin elementos sanitarios.

El pasado 10 de mayo se realizó un traslado de 19 personas de las cuales actualmente se encuentran contagiadas 17, lo que generó un brote al interior del recinto.

Durante los meses de abril y mayo, el INDH ha realizado siete visitas al penal Llancahue, en las que se ha observado que personas contagiadas por Coronavirus suelen compartir celdas, espacios que no cumplen con las condiciones sanitarias mínimas para el distanciamiento social.

Se observó también que los internos no han podido salir de las celdas, las que tienen muy poca iluminación y una muy alta humedad. Así también se observó que la atención médica no ha sido pertinente con personas que sí presentan sintomatología.

El Complejo Penitenciario Llancahue tiene capacidad para más de 1.700 internas e internos, y hoy está habitado por 1.140 personas aproximadamente.