INDH constata falta de acceso al agua potable en campamento de Lampa donde habitan 700 familias

INDH constata falta de acceso al agua potable en campamento de Lampa donde habitan 700 familias

Enero 17, 2020

Tras una reunión entre la jefa metropolitana del INDH, Beatriz Contreras y la alcaldesa de Lampa, Graciela Ortuzar, el municipio se comprometió a informar las iniciativas que se adoptarán para resolver el problema de acceso al agua potable y el retiro de basura que se acumula en el Campamento Sol de Septiembre.

Tras recibir en octubre pasado la denuncia de un grupo de pobladores del Campamento Sol de Septiembre de Lampa, el Instituto Nacional de Derechos Humanos en la Región Metropolitana constató en terreno las duras condiciones sociales y ambientales de los vecinos del sector donde se emplazan cerca de 700 viviendas.

El principal problema según el diagnóstico de los vecinos y vecinas del sector es la falta de acceso al agua potable, ya que al no contar con instalaciones sanitarias deben abastecerse del vital elemento comprando directamente a particulares, quienes les cobran entre 7 y 8 pesos por litro, lo que significa un alto costo para las familias que ocupan semanalmente entre 3.000 y 4.000 litros, es decir entre 21 mil y 32 mil pesos semanales de gasto en el vital elemento.

En la visita en terreno el INDH constató que debido a la escasez de contenedores y a que el camión comunal no ingresa al campamento por tratarse de un terreno privado, se genera una importante acumulación de basura que vulnera estándares de salubridad mínimos para la calidad de vida de los vecinos.

Con estos antecedentes la jefa regional metropolitana del INDH, Beatriz Contreras, se reunió con la alcaldesa de Lampa Graciela Ortúzar, a quien le expuso la denuncia de los pobladores del campamento Sol de Septiembre. En el encuentro la jefa comunal se comprometió a entregar un informe de las acciones que ha llevado adelante el municipio y las medidas que se proyectan en el sector durante el presente año con el fin de resolver estas problemáticas.

Beatriz Contreras manifestó que “para el INDH constituye una preocupación la falta de acceso de agua potable de esta comunidad, así como el cumplimiento de estándares de salubridad mínimos respecto del almacenaje, entrega y conservación de este vital recurso”.

La jefa metropolitana del INDH subrayó que es urgente una mejor coordinación entre el municipio y los vecinos y vecinas del campamento para gestionar el retiro de los desechos domiciliarios y evitar así la acumulación de basura.

En su Informe Anual de 2017 el INDH recomendó al Poder Legislativo y al Poder Ejecutivo revisar la normativa interna con el objeto de garantizar el acceso al agua en condiciones de igualdad y no discriminación.