INDH constata situación de 18 adultos mayores con COVID-19 que vivían en residencia ilegal en Rancagua

INDH constata situación de 18 adultos mayores con COVID-19 que vivían en residencia ilegal en Rancagua

Mayo 26, 2020

En su rol de protección de los derechos de grupos especialmente vulnerables, el INDH se reunió con la Seremi de Salud y con SENAMA de la VI Región, de manera de que las personas mayores fueran trasladadas a centros hospitalarios, y posteriormente a residencias del Estado o familiares.

A propósito de una información públicamente conocida que daba cuenta del contagio con COVID-19 de un adulto mayor que residía en una casa de acogida ilegal en Rancagua, junto a otros 17 ancianos, la Sede Regional de O´Higgins del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) dio seguimiento a la situación tomando contacto con el Servicio Nacional del Adulto (SENAMA) mayor para conocer su estado e instar a la disposición de medidas para proteger su salud y evitar la propagación de la pandemia.

Asimismo, el Instituto -en su rol de protección de los derechos de grupos especialmente vulnerables-, se reunió con la Seremi de Salud, para ser informado de las medidas tomadas para el traslado de los adultos mayores a centros hospitalarios y posteriormente a residencias de la red de SENAMA, o que quedaran bajo el cuidado de sus familias.

Las autoridades locales coordinaron la derivación de las 18 personas mayores al Hospital Regional Rancagua, con el fin de poder realizar una evaluación general de su condición de salud y aplicar las pruebas PCR respectivas. Todas estas personas resultaron con COVID-19 positivo y, hasta la fecha, se encuentran en buenas condiciones.

Terminada la evaluación de salud, se ha definido que estas personas mayores sean derivadas a sus respectivos grupos familiares y a otras residencias de cuidado de adultos mayores.

David Bahamondes, jefe de La sede regional de O’Higgins del INDH releva la importancia de brindar especial protección a las personas mayores en el actual contexto, “tanto en el acceso a la salud, sin distinción alguna, como en los cuidados preventivos para evitar su contagio de COVID-19.  En este sentido, especial atención se debe prestar a las personas mayores que residen en establecimientos que funcionan fuera de la normativa sanitaria, pues se tornan una población aún más vulnerable”, advierte.

Asimismo, el INDH ha resaltado que resulta fundamental activar la red local, a través de los establecimientos de salud de atención primaria, los municipios y los distintos órganos del Estado que puedan alertar de la existencia de estos establecimientos irregulares, a fin de brindar la efectiva protección de derechos de las personas mayores que residen en ellos.