INDH de Arica presenta querella contra Carabineros por impedirle a mujer detenida amamantar a su hijo

INDH de Arica presenta querella contra Carabineros por impedirle a mujer detenida amamantar a su hijo

Abril 20, 2018

El Instituto Nacional de Derechos Humanos presentó una querella ante el Juzgado de Garantía de Arica contra quienes resulten responsables por el delito de abusos contra particulares o vejaciones injustas -previsto en el artículo 255 del Código Penal- por los hechos que sufriera una joven madre impedida de alimentar a su hijo lactante mientras estuvo detenida en dependencias de la Subcomisaría Chinchorro de Carabineros de la capital de la XV Región, el 28 de octubre de 2017.

La víctima fue detenida desde el interior del domicilio de sus padres, acusada de haber sustraído una cartera de la hermana de su pareja, siendo trasladada a la subcomisaría. En el lugar la sargento de Carabineros a cargo del calabozo, no accedió en dos oportunidades  a autorizar el ingreso y amamantamiento de su pequeño hijo, pese a los ruegos de familiares que indicaban que el niño lloraba de hambre y que no se alimentaba más que de leche materna.

Tampoco se le permitió a la víctima amamantarlo posteriormente mientras permaneció detenida en la Primera Comisaria de Carabineros de Arica, adonde fue traslada más tarde.

Meses después mientras la víctima esperaba una audiencia en el Juzgado de Garantía de Arica, por la acusación que pesaba sobre ella, fue conminada por una funcionaria del tribunal a salir de la sala de audiencia por encontrarse amamantando a su hijo, situación que fue rechazada por el presidente del Juzgado de Garantía, quien pidió disculpas e informó que la funcionaria había sido sancionada por este proceder.

Posteriormente, la Corte de Apelaciones de Arica en pleno resolvió que no existía ninguna disposición que impidiera a una madre amamantar a su hijo en el tribunal.

El delito de abusos contra los particulares o vejaciones injustas, contemplado en el artículo 255 del Código Penal, sanciona al empleado público que, desempeñando un acto del servicio, cometiere cualquier vejación injusta contra las personas, salvo que el hecho sea constitutivo de un delito de mayor gravedad. Se agrava la pena si la conducta se comete en contra de una persona menor de edad o en situación de vulnerabilidad por discapacidad, enfermedad o vejez; o en contra de una persona que se encuentre bajo el cuidado, custodia o control del empleado público.