INDH de Coquimbo participa en juicio oral por emblemática causa de la crisis de octubre 2019 donde falleció Romario Veloz

INDH de Coquimbo participa en juicio oral por emblemática causa de la crisis de octubre 2019 donde falleció Romario Veloz

01/08/2023

Funcionarios/as del INDH durante la reconstitución de escena del caso del joven Romario Veloz realizada en mayo de 2021.

Los hechos por los que intervino la sede del INDH se perpetraron en las afueras del Mall Plaza La Serena, en el contexto de la crisis social. Resultaron con lesiones otras dos personas a causa de los disparos realizados por los funcionarios del Ejército.

La sede de Coquimbo del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) participó ante el Tribunal Oral en lo Penal de La Serena en la apertura del juicio contra los funcionarios del Ejército J.S.F.S., M.A.R.B., C.J.R.O. y J.A.A.M. Los cuatro militares enfrentan cargos debido a la muerte de Romario Veloz Cortés, estudiante de origen ecuatoriano, y las heridas causadas a otras dos personas. Todos estos hechos se perpetraron el 20 de octubre de 2019 en La Serena, en el contexto de la crisis social.

La sede de Coquimbo del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) actúa como querellante desde 2019. Interpuso la primera acción legal tres días después de estos acontecimientos. Cabe recordar que el desarrollo de este caso tuvo dilaciones. Entre ellas, un requerimiento de J.S.F.S. ante el Tribunal Constitucional en septiembre de 2022. Esto recién se resolvió en marzo de este año.

El tribunal que conducirá el juicio oral lo integran las magistradas Ana Marcela Alfaro, Carlos Manque y María Inés Devoto. Se estima que tendrá una extensión de veinte días hábiles.

De parte del INDH, los cargos que enfrentan los acusados son:

  • J.S.F.S.: dos delitos de apremios ilegítimos causando lesiones graves y uno de apremios ilegítimos con homicidio simple consumado. El INDH solicitó la pena de presidio perpetuo calificado.
  • M.A.R.B.: apremios ilegítimos causando lesiones graves gravísimas, por lo cual el INDH pidió la pena de doce años y seis meses de presidio.
  • J.A.A.M.: apremios ilegítimos causando lesiones graves gravísimas, debido a lo cual la sede solicitó la pena de doce años y seis meses de presidio.
  • C.J.R.O.: apremios ilegítimos con homicidio simple consumado, por lo cual el INDH pidió la pena de 20 años de presidio.

Hechos ante el tribunal

Según la acusación del Ministerio Público, los hechos que condujeron a la muerte de Romario Veloz comenzaron a desarrollarse a partir de las 18.13 horas del 20 de octubre de 2019. En el sector aledaño al Mall de La Serena el capitán J.S.F.S. instruyó a sus soldados subordinados a abrir fuego. El oficial actuó vulnerando las reglas de uso de la fuerza. Éstas prohíben apuntar con armas de fuego en dirección de cualquier persona en caso de no ser necesario.

De esta forma, prosigue la acusación, el conscripto M.A.R.B. impactó a una persona con munición real. La víctima se encontraba en el pasto próximo a calle Amunátegui y quedó con lesiones graves y necesariamente mortales sin socorros oportunos y eficaces. Sufrió un trauma abdominal, que tuvo efectos posteriores permanentes y lo incapacitan para el trabajo.

Mientras un grupo de personas asistía a la primera persona herida, el capitán J.S.F.S. omitió brindar primeros auxilios. Luego, replegó a sus subordinados. Enseguida, “en conocimiento que sus subalternos habían efectuado disparos con munición real”, dio una nueva orden de fuego. Así, el conscripto C.J.R.O. disparó con munición de guerra impactando en el cuello a Romario Veloz Cortés. La víctima estaba en las inmediaciones de la berma por calle Alberto Solari, a la altura del terminal de buses. Falleció momentos después.

En la misma secuencia, J.A.A.M. disparó su fusil cargado con munición de guerra e impactó la pierna izquierda de una persona. El balazo le causó lesiones graves, que sin atención eficaz y oportuna hubiesen ocasionado la muerte de la víctima.

Tarcila Piña, jefa del INDH de Coquimbo, “el Instituto ha esperado largamente la celebración de este juicio oral, en que hay cuatro funcionarios militares en calidad de acusados. Tres de ellos por su participación como autores materiales, quienes dispararon sus fusiles de guerra en contra de los manifestantes. Además, el cuarto acusado, el capitán Faúndez, quien dio las órdenes de disparar a sus subordinados”.

“Lo anterior se denomina jurídicamente una responsabilidad de mando. Y es la primera vez que el Instituto Nacional de Derechos Humanos lleva a juicio a un agente del Estado por dar las órdenes respectivas”, declaró la jefa regional de Coquimbo del INDH.