INDH de Coquimbo se querella por el caso de adolescente que perdió su ojo por disparo de perdigón

INDH de Coquimbo se querella por el caso de adolescente que perdió su ojo por disparo de perdigón

Noviembre 25, 2019

En el contexto de una manifestación, el joven de 16 años se refugió en un paradero, al momento de asomarse para buscar a sus acompañaban, recibió el impacto de un perdigón que quedó alojado en su ojo derecho.

Una querella por el delito de torturas y de apremios ilegítimos interpuso la Sede Regional del INDH en Coquimbo por un joven menor de edad que recibió el impacto de un perdigón en su ojo derecho. Este es el primer caso en la Región de Coquimbo de un niño, niña y adolescente (NNA) que sufre un estallido ocular con pérdida de visión en su ojo, producto de la intervención de carabineros en contexto de protesta social.

Se trata del caso de un joven de 16 años que se encontraba en Plaza Las Américas en Coquimbo durante las manifestaciones del 11 de noviembre, cuando funcionarios de Carabineros dispersaron a la multitud mediante el uso de bombas lacrimógenas. El joven se refugió en un paradero y al momento de asomarse para buscar a los primos que lo acompañaban, recibió el impacto de un perdigón que quedó alojado en su ojo derecho.

Según su relato, un grupo de funcionarios de Carabineros llegó hasta donde se encontraba, a quienes les señaló que estaba herido con un perdigón en su ojo mientras sangraba profusamente. No obstante, uno de los funcionarios lo pateó por la espalda botándolo al suelo y un segundo funcionario presionó su cabeza con su pie.

Tras ser conducido a un vehículo policial, los funcionarios comenzaron a hostigarlo y a grabarlo, mientras le preguntaban “¿qué te llegó [en el ojo]?”, a lo que la víctima respondió que había sido herido con un perdigón, luego de lo cual los funcionarios le respondieron: “no, te llegó un piedrazo, si no quieres que te pegue de nuevo”.

Mientras lo golpeaban y lo interrogaban sobre las razones que lo motivaban a manifestarse, los funcionarios policiales se preguntaban frente a él “¿qué hacemos con él? ¿Lo matamos, lo violamos, lo dejamos tirado por ahí?”

El joven de 16 años llegó al Hospital de Coquimbo con un trauma ocular grave, donde se constató la pérdida total de la visión de su ojo derecho

Balance

A modo de balance de las acciones realizadas por la Sede Regional del INDH durante el mes de manifestaciones, la jefa regional de Coquimbo, Tarcila Piña, informó que hasta el momento se han interpuesto 30 querellas: 2 por homicidio (una de ellas incluye homicidio frustrado), 12 querellas por torturas (entre ellas 7 por NNA y una por agresión sexual agravada) y 16 por apremios ilegítimos.

En lo que va de este mes de las movilizaciones por demandas sociales en la región, la Sede ha recibido 270 denuncias de vulneraciones y/o violaciones a los derechos humanos. “La situación que hemos constatado durante este mes en la región, tanto en las observaciones de manifestaciones, visitas a las comisarías y/o hospitales, dan muestra que la situación es grave, ya que se han vulnerado y violado los derechos humanos, de acuerdo a los casos que hemos conocido, denuncias recibidas y querellas presentadas”.

Del total de denuncias, 50 corresponden a personas heridas por armas no letales  en diversas partes de su cuerpo. De estas, 4 personas presentan traumas oculares, dos de ellas con estallido, siendo el caso más grave el de un NNA que fue impactado por perdigones, resultando con la pérdida de su ojo.

La jefa de Coquimbo recordó, asimismo, que en la región hubo dos casos graves de violaciones a los derechos humanos: dos homicidios y un homicidio frustrado cometidos por agentes del Ejército durante el estado de emergencia constitucional, contra quienes ya se presentaron las querellas pertinentes.