Corte de Iquique acoge amparo INDH por condiciones inhumanas en cárcel de Alto Hospicio

Corte de Iquique acoge amparo INDH por condiciones inhumanas en cárcel de Alto Hospicio

octubre 23, 2018

El Instituto Nacional de Derechos Humanos, a través de su Sede regional de Tarapacá, presentó un recurso de amparo ante la Corte de Apelaciones de Iquique y que fue acogido en favor de las internas de los módulos 55 y 56 del Centro Penitenciario de Alto Hospicio. Ellas viven en indignas condiciones, como son hacinamiento, problemas de alimentación y de higiene, y falta de elementos para el descanso, como son colchones y frazadas.

Esto fue confirmado por la Corte que en un fallo unánime estableció la responsabilidad de Gendarmería en las situaciones denunciadas y el incumplimiento de la función de cuidado de las personas privadas de libertad.

“Se concluye que Gendarmería en la actualidad no ha cumplido con una de las funciones, en particular velar por el cuidado de las personas privadas de libertad, y que el no hacerlo constituye una infracción al artículo 21 de nuestra Carta Fundamental”, consiga el fallo.

Establece además que con el fin de evitar riesgos para la integridad y seguridad de las internas que se encuentran, en los módulos 55 y 56 de la cárcel de Alto Hospicio, Gendarmería de Chile debe informar en el plazo de 5 días hábiles, si se cumplió con la entrega de frazadas y colchones comprometidos al momento de la visita inspectiva.

También se ordena “efectuar las coordinaciones para que cada interna disponga de bandeja de alimentación y los utensilios necesarios para el consumo de alimentos”.

Asimismo la Corte dictamina “gestionar a la brevedad los procesos administrativos correspondientes para el control de plagas que afecta el sector y que se verifique que éstos sean efectivos”, y además “se coordine con el Servicio de Salud y/o Hospital Penitenciario la atención y diagnóstico de cada una de las internas recurrentes que padezca de alguna enfermedad o infección producto de plaga de insectos u otros motivos, particularmente un posible brote de sarna”.

Situaciones constatadas

En una visita inspectiva de rutina del INDH, realizada el 5 de septiembre pasado, este recogió a través de las denuncias de diferentes internas que fueron entrevistadas, testimonios sobre los intensos fríos que deben soportar por no contar con abrigo durante las noches y los problemas físicos que les genera el pernoctar sin un colchón.

Asimismo denunciaron la sobrepoblación de los módulos que afecta a las internas que allí residen, pues superan su capacidad máxima. Señalan que en 2012 se autorizó un aumento de la población penal a un 140%, sin que se agregaran camas ni frazadas.

En materia de alimentación señalaron que las porciones que reciben son insuficientes, dado que deben compartir las bandejas de comida, siendo lo razonable que cada interna contara con su porción, lo que no estaría llevándose a cabo. Esta situación tomaría mayor gravedad en el módulo donde residen mujeres extranjeras.

A esto se suman las inhumanas condiciones de higiene con que son provistos los alimentos, debido a que muchas veces encuentran en ellos insectos, tierra y malos olores.

Las entrevistadas agregaron que el lugar se encuentra infectado, debiendo convivir con plagas de chinches y otros insectos, ya que no se han realizado procesos de fumigación efectivos, debiendo las mismas internas hacer limpiezas de forma diaria.

En suma, las condiciones en que se encuentran habitando en los módulos 55 y 56 del penal de Alto Hospicio están muy lejos de condecirse con la dignidad con que debe ser tratado todo ser humano, teniendo como resultado un trato cruel, inhumano y degradante.