INDH Los Ríos monitorea condición de personas bajo la custodia del Estado en el contexto de la crisis sanitaria

INDH Los Ríos monitorea condición de personas bajo la custodia del Estado en el contexto de la crisis sanitaria

Abril 17, 2020

A través de visitas presenciales y también en modalidad virtual, la sede del INDH en la Región de Los Ríos, monitorea las condiciones en que se encuentran personas bajo custodia del Estado y grupos de especial protección.

En modalidades virtual y presencial, la sede regional del INDH Los Ríos mantiene un monitoreo constante a las condiciones en que se encuentran personas bajo la custodia del Estado y grupos de especial protección, a través de reuniones semanales con las autoridades regionales de servicios como el Servicio Nacional de la Mujer, el Servicio Nacional de Menores, el Servicio Nacional del Adulto Mayor y Gendarmería de Chile.

El objetivo de estos encuentros es instalar estrategias conjuntas que permitan monitorear las acciones de resguardo desplegadas por los distintos servicios, previniendo eventuales situaciones de vulneración de derechos que podrían afectar a mujeres, niños, niñas, adolescentes y adultos mayores.

Esto resulta especialmente necesario, pues ya se han reportado denuncias ante situaciones como las eventuales agresiones que habría sufrido un adolescente que cumple sanción por infracción de ley en medio libre, de parte  de efectivos policiales en el marco de un control por toque de queda; y la no consideración que en algunas unidades policiales se habría hecho ante denuncias efectuadas por mujeres víctimas de violencia de género.

Estas acciones se suman a las dos visitas que la sede regional ha realizado al Centro Penitenciario Llancahue de Valdivia.

La primera visita se gestionó como una reunión de coordinación en la que participó el Director Regional de Gendarmería, el Alcaide del recinto, el SEREMI de Justicia y el Defensor Regional, y que tuvo como objetivo verificar las medidas de resguardo que desde GENCHI se están desplegando para evitar contagios al interior del Centro de Cumplimiento Penitenciario, posibilitando, además, estrategias que permitan a las personas privadas de libertad mantener contacto con sus familiares.

En dicha oportunidad se pudo constatar que, si bien se han tomado varias medidas de resguardo, como la habilitación de camas de aislamiento y toma de temperatura al ingreso, los y las funcionarios de Gendarmería no contaban con los implementos sanitarios necesarios al interior de recinto penitenciario.

La segunda visita fue de carácter preventivo y obedeció a una denuncia efectuada por familiares de personas privadas de libertad quienes denunciaron que funcionarios de Gendarmería estarían propiciando riñas que los internos se agredan entre ellos, denunciando, igualmente, agresiones de parte de un funcionario.