Justicia acoge amparo en favor de interno agredido en cárcel de Valdivia

Justicia acoge amparo en favor de interno agredido en cárcel de Valdivia

Septiembre 3, 2018

El Juzgado de Garantía de Valdivia acogió un recurso de amparo deducido por la Sede de Los Ríos, en favor del interno I.J.M., quien el pasado 14 de agosto de 2018 sufrió golpes de diversa consideración en su rostro y en su cabeza, por parte de funcionarios de Gendarmería.

La acción se fundó en la denuncia de trato abusivo y negligente, al ser trasladado a un  módulo en el que tenía serios problemas de convivencia con la población penitenciaria, circunstancia de la que estaba en conocimiento el personal de custodia.

Al momento de ingresar al módulo, y como I.J.M. lo había advertido, fue agredido por otros internos, lo que motivó que cuatro funcionarios lo redujeran violentamente. De acuerdo al testimonio recibido, le lanzaron gas pimienta en el rostro y le propinaron golpes de puño y pie, en la cara y en la cabeza, además de darle bastonazos en la espalda, todo ello mientras el amparado estaba en el suelo reducido por efecto del gas pimienta.

I.J.M.  indicó que luego de la golpiza propinada, fue trasladado al hospital del penal donde constató las lesiones y le realizaron una sutura en la cabeza, por un corte de 5 centímetros. Luego de esto fue trasladado al módulo de castigo.

En la audiencia realizada, el tribunal dispuso el traslado inmediato del interno a su módulo de origen para resguardar su integridad personal. Asimismo, ofició a Gendarmería Nacional para que se tramite su traslado definitivo a un penal de Santiago. Adicionalmente, considerando que los hechos denunciados podrían configurar el delito de tortura, se remitieron los antecedentes al Ministerio Público para su investigación penal.

Federico Aguirre Madrid, jefe (s) de la Sede en Valdivia, sostuvo que “todos los hechos relatados y el proceder denunciado no se ajustan de modo alguno al reglamento y a la Constitución Política de la República, y por sobre todo a los tratados internacionales de derechos humanos ratificados por Chile y que se encuentran vigentes. En este sentido, el actuar de los funcionarios se apartó totalmente del deber de custodia y de protección que recae sobre Gendarmería en la vigilancia y tutela del cumplimiento de la pena, más no se encuentra permitida la aplicación de castigos corporales ni físicos, encontrándose absolutamente proscrita la eventual aplicación de torturas en todas sus formas”, expresó.