INDH valora aprobación de indulto conmutativo pero llamó al Estado a agilizar medidas para evitar propagación del COVID-19 en recintos penales

INDH valora aprobación de indulto conmutativo pero llamó al Estado a agilizar medidas para evitar propagación del COVID-19 en recintos penales

Abril 9, 2020

El director del INDH, Sergio Micco, tras visitar la cárcel de mujeres de San Miguel junto al  consejero del Instituto Carlos Frontaura, formuló un llamado al ministro de Salud para que firme un decreto que permita a mujeres mayores y con enfermedades trasladarse a un hostal penitenciario;  a la subsecretaría de Telecomunicaciones implementar computadores que permitan a las internas comunicarse con sus familiares; y a Gendarmería reforzar las medidas de salubridad para garantrizar la no propagación del coronavirus.

Tras una visita a la cárcel de mujeres de San Miguel, el director del INDH, Sergio Micco, llamó al ministro de Salud, Jaime Mañalich, a hacer uso de atribuciones y modificar las medidas carcelarias de 120 reclusas con enfermedades crónicas y 26 internas mayores de 60 años, homologando de esta forma una medida similar adoptada por el secretario de Estado en la cárcel de Puente Alto.

“Nos preocupa, que habiendo 546 mujeres internas, hay 120 que tienen enfermedades crónicas y hay otras 26 que son mayores de 60 años. Entonces ahí le decimos al ministro de Salud, que tomó la decisión de firmar un decreto que permitió que seis 6 adultos mayores de Puente Alto cumplan sus penas en un hostal, lo mismo pediríamos con respecto a estas mujeres. Es una facultad que tiene”, aseguró el director del INDH.

En este contexto, Sergio Micco aplaudió la aprobación de la ley que establece un indulto conmutativo que favorecerá a 1.299 personas, quienes van a cumplir su pena fuera de un recinto penal, porque -como manifestó- “esto es especialmente relevante cuando hemos estado en el centro penitenciario de San Miguel, donde una mujer dio positivo y se encuentra en la UCI del hospital Barros Luco. La buena noticia es que hablando con la alcaide es que las ocho mujeres que estaban en la celda, junto con la persona que dio positivo, hoy están sanas y había una de estas ocho, que tenía síntomas preocupantes, pero el hospital Barros Luco ha certificado que ella no tiene el COVID-19”.

“También pudimos constatar que gracias a una agilización en las medidas precautorias hay 11 mujeres embarazadas que están fuera del recinto penal.Pero, por otro lado, estuvimos con seis mamás que tenían sus hijas y sus hijos en brazos, menores de dos años todos, que siguen detenidas y eso no lo podemos entender porque nuevamente se podrían agilizar los procesos judiciales de tal manera que ellas cumplan su proceso penal fuera del recinto penitenciario”, afirmó.

Sergio Micco hizo un llamado a la subsecretaría de Telecomunicaciones para que implemente equipos computacionales que permitan a las internas comunicarse con sus familiares y también desarrollar audiencias virtuales que permitan agilizar los procesos judiciales. Aseguró que “la alcaide nos informó que de un computador para 546 internas se ha pasado a tres computadores, pero evidentemente, la subsecretaría de Telecomunicaciones, debiera pensar en cómo aumentar el número, porque además esas videoconferencias que pueden hacer con sus familias tambnién sirven para las audiencias virtuales, donde se pueden agilizar los procesos judiciales.”

Desde el punto de vista sanitario, el director del Instituto Nacional de Derechos Humanos manifestó que el equipo de salud de la cárcel de San Miguel está integrado por ocho personas, varias de las que, por ser mayores de edad o por licencias médicas, no están asistiendo al recinto. Razón por la cual pidió el reforzamiento de ese equipo sanitario que hoy cuenta solo con una enfermera y dos paramédicos que atienden de lunes a viernes.