Informan avances de obras de preservación de sitio de memoria “Casa de los Derechos Humanos” de Magallanes

Informan avances de obras de preservación de sitio de memoria “Casa de los Derechos Humanos” de Magallanes

13 Abril, 2021

Tras un incendio en 2020, se iniciaron una serie de obras para preservar este sitio histórico, que durante la dictadura fue uno de los principales centros de detención y torturas en la región.

Para conocer los avances para la reservación y preservación de la “Casa de los Derechos Humanos” (Antiguo Hospital Naval, ex Palacio de las Sonrisas) de Punta Arenas, como sitio de memoria histórica, que sufrió un incendio en 2020, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) sede Magallanes, representado por su jefe regional, Cristian Figueroa, se reunió con Francisca Rojas, Secretaria Regional Ministerial de Bienes Nacionales, quien presentó los avances en las obras de conservación.

Participaron además del encuentro, representantes del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, del Consejo de Monumentos Nacionales, y de las agrupaciones de la sociedad civil regionales: Mujeres ex Presas Políticas de Magallanes, Beneficiarios del Programa PRAIS y de la Agrupación Cultural y de Derechos Humanos Orlando Letelier.

En la ocasión, se informaron los lineamientos técnicos de las obras de mitigación adoptadas tras el incendio en el inmueble, como retiros controlados de materiales y los  protocolos de intervención adoptados para su despeje y limpieza, proyectándose el termino de las obras para fines de 2021. Se acordó en la reunión, la entrega de un nuevo informe técnico en el plazo de dos meses.

“La Casa de los Derechos Humanos” se convirtió en monumento histórico en 2016, tras la publicación en el Diario Oficial del decreto que designa al emblemático inmueble Monumento Nacional, como registro de las violaciones a los derechos humanos cometidas en la región.

De acuerdo al Informe Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura, la actual Casa de los Derechos Humanos de Punta Arenas, “fue el principal centro de torturas e interrogatorios de hombres y mujeres en Magallanes y la sede central del Servicio de Inteligencia Militar (SIM) en la región. Por este recinto pasaron la mayoría de los presos políticos de Magallanes durante el año 1973”.