Instituto Nacional de Derechos Humanos condena hechos de violencia y muerte de carabinero en Ercilla

Instituto Nacional de Derechos Humanos condena hechos de violencia y muerte de carabinero en Ercilla

Abril 3, 2012

El Instituto Nacional de Derechos Humanos frente a los hechos de público conocimiento y que terminaron con la muerte de un funcionario de Carabineros, declara que:

1. Lamenta la muerte del Sargento de Carabineros Hugo Albornoz y expresa su pesar y solidaridad con la familia y con Carabineros de Chile. Este trágico hecho se une a otros producidos en el contexto de violencia que sufre la Araucanía y sus habitantes e interpela a todos quienes tienen responsabilidades a contribuir para poner fin a esta situación.

2. Condena enérgicamente la muerte de un carabinero y rechaza el uso de la violencia como medio de protesta, en situaciones relacionadas con reivindicaciones legítimas de los pueblos y comunidades indígenas.

3. Manifiesta la necesidad de que los hechos sean investigados con imparcialidad y agilidad, de manera de establecer con certeza al o los autores de este crimen, respecto de los que debe aplicarse, en el marco del debido proceso, las sanciones penales que correspondan.

4. Declara que la determinación de las responsabilidades personales, como son las que cada individuo tiene frente a las normas penales, no deben dar lugar a un prejuzgamiento sobre el pueblo mapuche y sus reivindicaciones. Las justas reivindicaciones indígenas deben ser abordadas a través del diálogo y el respeto, condiciones indispensables para la plena vigencia de los derechos humanos.

Join the discussion One Comment

  • Jaime Piñeira dijo:

    Se agradece la presente declaración realizada por el INDH, pero como espectador del (televisivo) del crimen ocurrido, tengo la terrible sensación de que en Chile existe una terrible discriminación positiva hacia los pueblos originarios, específicamente el pueblo mapuche. Sé que esto puede ser una apreciación absolutamente subjetiva, sin embargo el colectivo de la gente que me rodea en Temuco, percibe que quienes verdaderamente estamos siendo discriminados somos los “huincas”. ¿Qué pasa con nuestros derechos humanos?