INDH y sentencia de caso Cayuhan: “No cumple obligaciones internacionales en DD.HH. suscritas por el Estado”

INDH y sentencia de caso Cayuhan: “No cumple obligaciones internacionales en DD.HH. suscritas por el Estado”

Septiembre 3, 2019

Juicio por las vejaciones injustas a comunera mapuche Lorenza Cayuhan culmina con bajísima sanción a gendarmes acusadas. Tras un acuerdo con la Fiscalía, deberán pagar 2 UTM a Cayuhan, además de asumir una reducción de su sueldo.

El Tribunal de Garantía Concepción de  dio por finalizado el juicio contra las gendarmes  C.S.S, y A.C.F., por las vejaciones injustas sufridas por la comunera mapuche Lorenza Cayuhan, quien permaneció engrillada cuando fue trasladada desde la cárcel de Arauco a distintos centros médicos y mientras estaba en trabajo de parto en Concepción en 2016.

Luego de un juicio oral simplificado y de un acuerdo establecido entre la Fiscalía y las acusadas, ellas aceptaron su responsabilidad y deberán pagar la suma de 2 UTM a Cayuhan, además de asumir una reducción de su sueldo.

Respecto del castigo que deberán enfrentar las gendarmes, Carolina Chang, jefa del INDH del Biobío, sostuvo que “creemos que la forma de término de esta investigación, con una sanción tan baja y solo económica, no da cumplimiento a las obligaciones internacionales que el Estado chileno ha suscrito en materia de derechos humanos, por cuanto no se asegura la reparación a Lorenza Cayuhan, ni las garantías de no repetición de situaciones como estas. Es por eso que como INDH nos opusimos”.

“Además de esta mínima sanción penal, debemos tener presente que Gendarmería de Chile en el sumario administrativo impone una pena menor, que no se condice con la grave violación de derechos humanos de que son responsables las funcionarias”, agregó Chang.

El caso de Lorenza Cayuhan generó gran polémica entre la opinión pública cuando el 14 de octubre de 2016 en dependencias de la Clínica de la Mujer del Sanatorio Alemán, la mujer, que cumplía una condena de cinco años por robo con intimidación en Arauco, y que se encuentra en libertad desde fines de 2018, parió a su hija Sayén estando engrillada a la cama de parto, no respetándose sus derechos y afectando también los del lactante.

Esto ocurrió debido a que las funcionarias de gendarmería encargadas de su custodia estaban comprando en el supermercado, mientras Cayuhan daba a luz, olvidando retirar el grillete de su pie izquierdo.

Por este motivo, el INDH presentó una querella por torturas, según las constataciones realizadas por el Colegio Médico de Chile. Delito que posteriormente fue cambiado por la Fiscalía por el de vejaciones injustas.

“Lamentamos la decisión de los intervinientes de poner término al juicio de esta manera, ya que no guarda proporción con la situación vivida por la víctima, que es una mujer mapuche, privada de libertad y embarazada, y tal como lo señaló la Corte suprema, se trató de una situación paradigmática de discriminación”, concluyó la jefa del INDH del Biobío.