Juzgado de Puerto Montt dejó en prisión preventiva a cinco involucrados en trata de personas con fines de explotación sexual

Juzgado de Puerto Montt dejó en prisión preventiva a cinco involucrados en trata de personas con fines de explotación sexual

26 Marzo, 2022

El grupo contactaba a mujeres para ingresarlas por pasos no habilitados y luego las trasladaba al sur de Chile. Sería parte del Tren de Aragua, organización criminal que opera en varios países del continente. El INDH actúa como querellante en este caso.

El Juzgado de Garantía de Puerto Montt resolvió dejar en prisión preventiva a Y.A.S.L., H.J.A.R., H.J.A.O., J.C.U.M. y M.J.P. (todos de origen extranjero), que fueron formalizados por trata de personas con fines de explotación sexual. Según la información que relató en la audiencia el fiscal Marcelo Maldonado, el grupo ingresaba mujeres por pasos no habilitados para luego trasladarlas hasta el sur, donde les cambiaba las condiciones en que las emplearía.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) actúa como querellante en esta causa. De acuerdo con la querella interpuesta por el INDH, estos hechos comenzaron a develarse cuando una de las víctimas comentó a un eventual cliente las condiciones en las cuales era mantenida. El interlocutor decidió denunciar el hecho ante la PDI. También lo hizo porque supo de otra mujer que era prostituida contra su voluntad para pagar una supuesta deuda de 4 millones de pesos.

La investigación arrojó que los involucrados pertenecerían al llamado Tren de Aragua, una organización criminal de origen venezolano que ha perpetrado crímenes en varios países del continente. Uno de ellos es la trata de personas.

Las víctimas aparecían en una página web donde se podían concertar citas para las cuales se debía depositar dinero en una cuenta bancaria. En total, de acuerdo con la querella del INDH, entre septiembre y noviembre de 2021 hubo al menos 6 víctimas de trata de personas con fines de explotación sexual. Todas eran de nacionalidad venezolana, con edades entre los 18 y los 25 años. Habían sido contactadas en su país o en Colombia por uno de los imputados.

En Chile las mujeres estaban sometidas al maltrato de quienes las trajeron. Si desempeñaban labores sexuales no tenían la facultad de elegir a sus clientes, definir horarios, lugar de trabajo ni siquiera disponer de su tiempo libre. De tal forma, quedaron en un estado de desprotección, porque se les cobraba por lo que presuntamente costó hacerlas ingresar al país.

Una vez concluida la audiencia, el jefe regional de Los Lagos del INDH, Mauricio Maya, comentó que “como INDH valoramos la formalización de la investigación. Como se expuso en la audiencia, son delitos graves, que atentan gravemente contra la dignidad de las personas y sobre los cuales Chile mantiene compromisos internacionales para su persecución penal. Nos parece importante la medida de prisión preventiva, porque apunta a la protección de las víctimas. Es una investigación compleja del Ministerio público y la PDI, en que el tribunal decretó cuatro meses de investigación”.