La Araucanía y Arauco: Director Sergio Micco se reunió con huelguistas mapuches, autoridades locales y víctimas de la violencia rural

La Araucanía y Arauco: Director Sergio Micco se reunió con huelguistas mapuches, autoridades locales y víctimas de la violencia rural

Agosto 24, 2020

Más de dos semanas estuvo en Región La Araucanía y la Provincia de Arauco el director INDH, Sergio Micco, promoviendo el diálogo y el entendimiento en la zona, apuntando a facilitar un nuevo entendimiento intercultural con el pueblo mapuche y avanzar hacia la paz. Con este objetivo, el director se reunió con representantes del pueblo mapuche, autoridades locales y con víctimas de la violencia rural.

En el marco de una visita regional, que se extendió por 18 días y que abarcó la Región de La Araucanía y la Provincia de Arauco, el director del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Sergio Micco, sostuvo una serie de encuentros y reuniones con las autoridades locales, los huelguistas y voceros mapuches y las víctimas de la violencia rural.

El 6 de agosto el director INDH, Sergio Micco, llegó a la Provincia de Arauco con el fin de promover el diálogo y entendimiento entre las autoridades locales y los habitantes indígenas y no indígenas de la zona. Esa semana una serie de municipios habían sido tomados y desocupados a la fuerza, en enfrentamientos que involucraron a civiles y agentes del Estado. La Municipalidad de Tirúa fue uno de los establecimientos afectados y gracias a los buenos oficios del INDH, se logró la entrega pacífica del recinto, por parte de la Gobernación de Arauco, el 8 de agosto.

Así comenzó la visita regional que se extendió por más de dos semanas y que tuvo como principal objetivo promover el diálogo, los acuerdos y el rechazo de todo tipo de violencia para alcanzar la paz en la zona. El INDH cumplió un rol importante en la promoción del diálogo y entendimiento entre el gobierno y Celestino Córdova, actuando junto al Colegio Médico y la ACNUDH, como garante del acuerdo que logró deponer la huelga de hambre de Córdova.

Tras el acuerdo con Celestino Córdova, el director Micco expresó que el diálogo se trató de que se respetaran sus derechos como miembro de una comunidad mapuche, no sobre impunidad. Además de sostener varios encuentros con Celestino Córdova y sus voceras, el director Micco, junto al jefe regional INDH, Federico Aguirre, estuvieron en contacto permanente con los presos mapuches en huelga de hambre en la cárcel de Angol y Temuco.

En ese contexto, el director Sergio Micco, afirmó que las huelgas de hambre son expresión de un problema más profundo y que hablan de un conflicto histórico donde la violencia ha ido en aumento. Por ello, aseguró que “todos los esfuerzos del INDH buscan el respeto a los derechos humanos de todos y todas, y ello siempre peligra cuando gobierna la violencia”. Con esto en mente, y en busca del entendimiento y el diálogo, realizó una serie de encuentros con víctimas de la violencia rural.

Uno de estos encuentros fue con Aniceto Norin, presidente del Consejo de Lonkos Autónomo de Wallmapu, quien fue sentenciado en 2003 por supuestas amenazas terroristas en contra de un ministro de Estado y que 11 años después, ganó una demanda contra el Estado de Chile ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Desde ese entonces, el discurso de Norin se ha centrado en el rechazo a la violencia como método de solución del problema intercultural, lo que ha provocado molestia en algunos sectores y ha significado amenazas y ataques, siendo el último un ataque incendiario contra su maquinaria agrícola en agosto. El director Micco, se reunió, por segunda vez, en el sector de Didaico, Traiguén, y expresó que el camino optado por Norin es el correcto, porque “sólo el diálogo traerá la justicia y ella nos hará avanzar hacia la paz”.

En las más de dos semanas que estuvo en la zona, el director Micco sostuvo reuniones con autoridades locales, entre ellas el Intendente de la Región de la Araucanía, Víctor Manoli, el Jefe de zona de La Araucanía, general Carlos González, y varios alcaldes de la región, entre ellos el de Tirúa, Adolfo Millabur, el de Curacautín, Jorge Saquel, el de Victoria, Javier Jaramillo, y el de Nueva Imperial, Manuel Salas. A la vez, se reunió con el Consejo de Lonkos de Nueva Imperial, con el obispo de Temuco, Héctor Vargas y el obispo de Villarrica, Javier Stegmeier.

Durante los últimos días de la visita, el director INDH, Sergio Micco, sostuvo un encuentro con Roxana Carrut, agricultora de Victoria que lleva 29 días en huelga de hambre y que demanda la atención del Estado, por ser víctima de violencia rural. En el último año, ha sido víctima de ataques incendiarios, golpizas y el robo de sus animales. Carrut acusa un completo abandono de la Región por parte del Estado y la ausencia total del Estado de derecho. El director Sergio Micco, expresó: “El Estado no está cumpliendo con su deber de velar por el Estado de Derecho y eso está afectando los derechos humanos básicos de los habitantes de Arauco y La Araucanía”, agregando que es muy necesario avanzar en medidas de reparación en la zona.

Finalmente, el sábado 22 de agosto, el director se dirigió al hospital de Temuco para visitar a la familia de la niña de 9 años que fue herida gravemente por un disparo en un ataque incendiario al camión de su padre en Collipulli. “El Instituto está con los derechos humanos de todos los habitantes de Arauco y La Araucanía, por eso condenamos todo tipo de violencia, la que realizan particulares y la violación de derechos humanos por parte de agentes del Estado. Estamos actuando dentro de nuestro mandato, denunciando y exigiendo reparación al Estado”, finalizó el director Micco.

Garantizar el derecho a la seguridad y al acceso a la justicia de las personas, es un deber del Estado. Por ello, en 2016 el INDH publicó el Estudio “Derechos humanos y conflicto intercultural: una aproximación desde el testimonio de propietarios y agricultores no indígenas de La Araucanía”, que se enmarca dentro del propósito del INDH de diagnosticar la situación de derechos humanos de las personas que habitan el territorio nacional, en este caso en particular se buscó conocer la percepción de algunos propietarios y agricultores no indígenas de La Araucanía sobre sus derechos humanos.

Este estudio, distingue entre la existencia de delitos comunes, como robos de animales o de bienes, y que no constituyen una violación a los derechos humanos, pero sí pueden afectarlos, en el sentido de que el Estado debe investigar y sancionar a los responsables, pues de lo contrario estaría abandonando su obligación de garantizar el derecho a la seguridad y el acceso a la justicia de las personas víctimas de dichos delitos. El INDH ya está trabajando en una nueva versión de este Estudio.