Lorena Fríes: La Ley Antiterrorista no garantiza el debido proceso

Lorena Fríes: La Ley Antiterrorista no garantiza el debido proceso

Marzo 31, 2011

Así lo manifestó la Directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos luego de visitar en la Cárcel de Alta Seguridad a los imputados en el denominado Caso Bombas que llevan 37 días en huelga de hambre.

La Directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Lorena Fríes, aseguró este jueves que la Ley Antiterrorista “somete a las personas que están juzgadas por ella a una serie de perversiones en términos de garantías del debido proceso, tales como los testigos protegidos que no pueden ser contrainterrogados y con plazos que van más allá de los estándares internacionales de detención”, dijo luego de reunirse por más de una hora con cinco de los imputados en el Caso Bombas que se encuentran desde hace siete meses en prisión preventiva en la Cárcel de Alta Seguridad de Santiago. Por tal motivo, continuó, “nosotros como Instituto, al igual que la comunidad internacional, consideramos que es urgente reformar de una vez por todas la Ley Antiterrorista”.

En la oportunidad, Fríes explicó que “esta visita forma parte de otras que nosotros como Instituto hacemos frente a casos emblemáticos que nos merecen preocupación, más aún si consideramos que este grupo de jóvenes lleva 37 días en huelga de hambre y en condiciones de encierro que superan las 22 horas diarias en sus respectivas celdas”.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) nace como una corporación autónoma de derecho público creada por la Ley N° 20.405 destinada a promover y proteger los Derechos Humanos de todos los chilenos y chilenas establecidos en las normas constitucionales y legales; en los tratados internacionales suscritos y ratificados por Chile y que se encuentran vigentes, así como los emanados de los principios generales del derecho, reconocidos por la comunidad internacional.

En el mundo y en la región, en la última década se han venido creando en la mayoría de los países instituciones destinadas a la protección y educación de los Derechos Humanos. En Chile, la creación del INDH estuvo en sus inicios contenida en las conclusiones del Informe Rettig (1991) con el propósito de crear una cultura respetuosa en torno a los Derechos Humanos.